Trayectos

“Tiempo de las mujeres...”

Sin lugar a dudas, uno de los temas más trascendentes en la reciente aprobación de las leyes secundarias de la Reforma Política, es el relativo a la "Paridad de Género", sabemos por lo que se ha dado a conocer, que fue de los más polémicos, al igual que el de las candidaturas comunes.

Se dice fácil, pero a dos décadas del inicio de la cuota de género en México, impulsar y no obstaculizar en la realidad y en los hechos la participación de las mujeres, podría poner punto final a una clase política que, como malabaristas, han pasado su vida en un trampolín, saltando de una Cámara a otra, sin permitir el acceso a nuevos cuadros, mucho menos mujeres, de ahí "las famosas juanitas", que entraban como cuota "simulada" de partido a ocupar una curul y renunciaban al poco tiempo para dejar a su suplente, hombre, a cargo de las tareas legislativas.

Esta práctica derivó en un duro cuestionamiento social y la búsqueda de alternativas para detenerlo, de ahí que un grupo de mujeres de distintos partidos políticos, participantes de la Red de Mujeres en Plural, se organizaran para defender sus derechos ciudadanos, participar en los procesos electorales y presentaran ante las instancias electorales un Juicio de Derechos Ciudadanos (JDC), que a través de diálogos y pláticas con magistrados del TRIFE, lograran obtener una sentencia a favor de su proyecto.

Fue publicada el 30 de noviembre de 2011 y es conocida ahora como SUP-JDC-12624, la cual especificó que las fórmulas de candidatos (propietario y suplente), deberían estar integradas por mujeres. Muchas, que forman parte de las actuales legislaturas, desconocen que su ingreso a la Cámara se dio por esta sentencia histórica (12624), que obligó a los partidos a cumplir con lo que establecía el Cofipe y los documentos básicos de partido. En ese momento, trascendió el enojo de las cúpulas partidistas, de las instancias electorales, que al "cinco para las doce" tuvieron que cambiar las listas de candidatos a cargos de elección popular, para cumplir la ley, incorporando a mujeres y no sólo usarlas como votantes. Es deseable que en el futuro se evite que las mujeres que lleguen a la política sea por parentesco o amistad con los hombres que hoy ostentan alguna curul.

Este tema en especial dará aire fresco al Legislativo que requiere de nuevas visiones y ser un contrapeso para el rumbo de México. La política es el arte de ponernos de acuerdo el ordenar los asuntos ciudadanos y da la casualidad de que las mujeres somos 52 por ciento del padrón electoral. Este ejemplo también debería ser retomado por los otros poderes, Ejecutivo y Judicial, por el sector privado, empresas de medios de comunicación y todas las actividades posibles. Es insólito que en pleno siglo XXI, las mujeres tengan miles de obligaciones, como el trabajo doméstico, el cuidado de la familia y los hijos... Es el tiempo de las mujeres, de la igualdad en la realidad, del goce de sus derechos. México y el mundo lo necesitan.

El diario inglés The Independent señalaba el día internacional de la mujer. Que solo el uno por ciento de los terrenos en el mundo son de mujeres y 67 por ciento de las mujeres en el mundo son analfabetas; entre otros datos también señala que 21 por ciento de los cargos gerenciales en el mundo son ocupados por mujeres.

Por cierto, hablando de este país, Winston Churchill decía "El político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones", que en nuestro país serán en este mismo año ya con las reformas electorales.