Trayectos

Reacciones

En mi columna anterior me preguntaba "quién me leía y para qué escribir". Decenas de comentarios recibí a través de Facebook. Hubo una gran respuesta de ustedes mis lectores.

Leí con atención que varios coinciden con el hartazgo y cansancio de la situación que vive hoy el país. Comentaron que "No creo en este sistema de partidos, que han hecho del servicio de la democracia un botín, y parece ser que a la hora de las elecciones se están cerrando la llave del voto".

Al comentario anterior le sigue "Los mexicanos estamos cansados y queremos paz, para nosotros, nuestros hijos, nietos, sobrinos, hermanos, amigos... pero los primeros que rompen ese pacto son los gobernantes (de todos los niveles) quienes solo piensan en enriquecerse a costa del dinero del pueblo y los bienes nacionales.

Pensé que efectivamente la gente está dejando de creer en las instituciones a causa de una gran mayoría que solo usa el poder para servirse, pero ¿los que realmente están trabajando y hacen las cosas bien, se han puesto a pensar en ellos?".

En otro hay un claro sentimiento de lo que los mexicanos queremos: "el cansancio no es una opción para los políticos, gobernantes y demás personajes que dirigen el rumbo de esta nación; los acontecimientos que se han dado me llevan a pensar que hemos llegado, como sociedad, a tocar fondo, en lo que ha descomposición social se refiere. Y me pregunto ¿la clase gobernante, en todos sus niveles, se ha percatado de ello?"

De verdad quiero pensar en lo primero, y que de todo esto, cual ave fénix, nos permitirá levantarnos renacidos, más fuertes y con una mentalidad más clara y más abierta de lo que sí debemos y podemos hacer.

Otra opinión se me hace acertada: "Unidad sí, ¿partidos? No veo ninguno digno de credibilidad. ¿Escribir? siempre, para seguir viviendo. Tu artículo es muy bueno, hace pensar, hace querer eso, buscar la unidad nacional. ¿Dónde está el líder? Talentosos, muy talentosos, sí hay, pero ¿dónde está el líder?, ¿preso?, ¿nonato? Estoy de luto. Lejos estamos del 68... pero no tan lejos."

Otra voz: "vivimos en un país hermoso y próspero, donde existe verdadera libertad, libertad de tránsito, libertad de expresión y pensamiento y hasta libertad de manifestación, pero porqué no lo hacen pacíficamente, sin violencia ni actos vandálicos. No estoy ajena al dolor de las familias que perdieron a jóvenes inocentes en esa masacre, pero quién los puso en esos camiones y no los protegió? Sabían a qué "lobo" se enfrentaban? México exige mejores gobernantes sí, pero también exige mejores ciudadanos, seamos responsables y recuperemos los valores perdidos".

Como decía la abuela "dio en el clavo" con este comentario y coincido "hay responsables de ambos lados, no solo de uno y, en efecto, se tiene que asumir la responsabilidad, no solo apuntar con el dedo, violentar los derechos de los demás, tomarlo como estandarte para ir sembrando el caos por donde se les ocurra. "Ojalá y personas como usted, que tienen la posibilidad de publicar y ser leídas, puedan permear en la sociedad una nueva forma de pensar: el bienestar colectivo".

Hay una frase muy atinada del novelista inglés John Galsworthy: "Sólo hay una regla para todos los políticos del mundo: no digas en el poder lo que decías en la oposición." Agradezco a todos sus comentarios, por obvio de espacio no pude reproducir más de sus opiniones.