Trayectos

Nierman y la brillantez de la memoria

Asistir a una exposición de un artista plástico como Leonardo Nierman hace extasiar el gusto de los sentidos y la memoria... Deslumbra y los recuerdos no se despegan y trasponen historias tan alejadas que vuelven de pronto cuando al apreciar las obras de acero inoxidable puro, en un sitio de tanta peculiaridad para los mexicanos como es el Palacio de Cobián, donde se encuentran las oficinas de la Secretaría de Gobernación. El regocijo se torna en luz de esperanza como la sensación que se arropa al contemplar las luces despegándose de cada escultura, en un deslumbrar constante.

También deslumbra que en un espacio oficial, en lo que fuera el gustoso paisaje del antiguo paseo de Bucareli, las autoridades, mediante esta magna exposición, promuevan entre la gente que labora ahí, que corre, sale y entra, para cumplir con su deber, en un lugar tan importante en el que se toman decisiones de esa talla, se detenga y aprecie con mucho gusto, la obra de un artista tan mexicano como Nierman que ha llenado de colores una multitud de territorios de nuestro mundo.

Es como lo mencionara, al inaugurarse esta exhibición llena de luz, color y reflejos en movimiento, Jorge Márquez Montes, oficial mayor de Gobernación, el refrendar un compromiso con el fomento a la cultura y el arte que son agentes muy importantes para la transformación y el cambio, que amplían los horizontes y dan fuerza a valores tan urgentes como son la tolerancia, la libertad, la creatividad y la innovación.

Sería bueno que con actos como esta exposición, como dijo este funcionario, se impulsen programas de fomento a la cultura con el fin de propiciar espacios para la unidad de todos los servidores públicos en virtud de que la cultura y el arte reflejan nuestra historia, creencias y saberes y tienen el poder de transformar cualquier sociedad o país.

El difundir cultura y arte educa, por ello, si conocemos más de cerca las expresiones mexicanas, nuestro nacionalismo e identidad se acrecientan y, seguramente, con ello, como se dijo, se propicia también la participación y el diálogo diverso que nos llevará al entendimiento como una identidad de ideas y características propias de los mexicanos; es decir, como una parábola propia en la que también habrá colores y metales, como las esculturas ubicadas en el patio de la dependencia gubernamental.

Y como en un diálogo colectivo los que llegaron a la exposición: personajes importantes y comunes, tratan de asumir una posición acerca de las figuras que están en exhibición diseñadas por Nierman. Ahí estuvieron María de las Mercedes Vega Armijo, directora del Archivo General de la Nación; Faride Rodríguez Velasco, de la Unidad para el Desarrollo Político y Fomento Cívico; la titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia en contra de las Mujeres, Alejandra Negrete y Armando Carrillo Lavat, director del Organismo Promotor de Medios Audiovisuales (OPMA) y responsable del proyecto de televisión pública digital más importante de nuestro país que tendrá que cristalizarse en muy poco tiempo.

Es bueno que el público conozca algo de la obra de Nierman que se exhibe en la Secretaría de Gobernación a la vista y al gusto de identificarse con el artista, con ese trotamundos y saltimbanqui de la expresión colorida, con el transformador de metales y convertidor de ideas en formas excelsas, llenas de belleza.