Trayectos

Lección de vida

Mi pequeño Luciano a sus casi 5 años de edad deberáentender una de las lecciones más difíciles de digerir en la vida: las cosascasi nunca resultan como uno quisiera.

Su mejor amigo tuvo que irse a vivir a otra ciudad.Intento explicarle que son cosas que suceden, no todo puede permanecer. No sécuánto tiempo le lleve asimilar esta premisa, mientras más rápido los humanoslo entendamos será mejor, de otra forma, en la adultez seremos incapaces deasimilar todos los procesos de convivencia.

Pienso entonces en poder así hablar con los enojadospanistas ya que siendo unos octagenarios en el discurso y en sus diatribas queme recuerdan a mi nieto. En el año 2000 tuvieron en sus manos uno de losmomentos históricos más importantes de su vida política; en ese tiempo millonesde mexicanos depositaron su esperanza en el cambio de partido político y desiglo, el hombre que encabezó esto, Vicente Fox, no gobernó, no cumplió yenriqueció a unos cuantos, y entre sus locuacidades dejó pasar, dejó hacer y lafrivolidad campeó en el país que sencillamente empezó a dejar de creer.

Los siguientes seis años trajeron más escepticismo a lasociedad, al llegar en un muy objetado triunfo de Felipe Calderón Hinojosaquien, teniendo mayor manejo político y materia gris, tampoco no pudo, no quisover a los más pobres y en cambio sí iniciar una “guerra” sin medir lasconsecuencias por mucho que ahora él y sus pregoneros políticamente activosintenten justificar su derrota.

Así llegamos al arribo del PRI con Enrique Peña Nieto, aquien las encuestas le fallaron y no hubo lo que muchos cercanos a él levendieron, el famoso “carro completo”, y el PRD se convirtió en la segundafuerza política del país. El inicio de su mandato estuvo plagado dedificultades exógenas y endógenas.

No creo en los suicidios políticos, el subejercicio, esdecir, el que no se ejerciera el presupuesto en los 2 primeros trimestres de suadministración, deberá tener alguna explicación, una estrategia a futuro. Eldinero, los presupuestos a ejercer deben fluir, el estancamiento económicoahorca a las grandes, medianas y pequeñas industrias, pero peor aún, a loshombres y mujeres de a pie, que cada día salen a trabajar para devengar unsueldo.

A la naturaleza ni quien la controle Ingrid, Manuel yahora Sonia, golpearon y golpean haciendo evidente la corrupción y miseriahumana; pendientes estaremos de cómo camina el castigo a los que permitieronedificaciones y asentamientos humanos en lugares de alto riesgo.

Como punto a su favor sigue El Pacto por México, susdetractores no se ponen a pensar que uno de nuestros mayores problemas es quehistóricamente no nos ponemos de acuerdo en nada y este diálogo ya legendarioquedará ahí y está por verse como transitará en el incierto futuro o berrinchespartidistas o sensatez política.

Muchos me dicen que México ha dejado de creer en todo yen todos, pareciera que los detonadores han sido los procesos electorales y laspromesas no cumplidas, dicen que a México se le “atragantó” la democracia.

La apuesta de Peña Nieto es muy alta y riesgosa, todassus reformas de entrada con las consabidas resistencias y golpes bajos. Cuidadoseñores políticos, si la democracia es imperfecta peor sería caminar alanarquismo o al autoritarismo fascistoide.

Las lecciones que nos brinda la vida, todas, sonimportantes. Hoy mi pequeño Luciano, cualquier niño, cualquier humano, debemosaprender de ellas. En tiempo y forma crean cimientos, forjan conciencias. Nadiees perfecto, obvio, pero al menos tratemos de crecer y ser mejores con laslecciones que la vida nos pone día a día.