Trayectos

Here, there and everywhere

Hemos pasado por una de las semanas de mayor movimientos políticos y económicos, tanto en el contexto nacional como en el internacional. Los movimientos de la CNTE en Oaxaca y Chiapas, las protestas de la comunidad LGBTTI, con la participación de la propia embajadora de los Estados Unidos en México, Roberta Jacobson (quien a mi juicio está interviniendo en políticas y asuntos nacionales), y lo inesperado para muchos, el Brexit.

Lo primero que me viene a la mente es un "viernes negro", producto de la imprudencia de políticos, que sin medir consecuencias hicieron promesas absurdas a su población. Esto lo menciono porque en 2015, mientras estaba en campaña, el primer ministro de Gran Bretaña, David Cameron, prometió celebrar un referendo si ganaba las elecciones parlamentarias, mismo que le costó el cargo.

El mal ejemplo del Reino Unido al aislarse de la Unión Europea, ojalá y no derive en réplicas en otros países; solo por dar un ejemplo, Estados Unidos, quien tendrá elecciones presidenciables este año y podrían votar por la política nacionalista, extremista, xenofóbica, etc, etc del señor Donald Trumph.

Lo de Inglaterra era de esperarse, sobre todo cuando la población de adultos mayores sobrepasa la de jóvenes, con un resultado de más de 16 millones de personas a favor de permanecer, contra más de 17 millones de votos a favor del Brexit. El resultado es un duro golpe para el proyecto europeo, que tuvo como misión evitar otra gran guerra, tras las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial.

Todo indica que será un proceso largo de separación, se llevará entre 2 y 4 años, tiempo en que los jóvenes ingleses pedirán, en muchos casos, la nacionalidad irlandesa y los escoceses pedirán salirse del Reino Unido.

¿Qué decir de México? Por un lado las políticas públicas que siguen sugerencias de los órganos internacionales como la OCDE y, por el otro, el bloqueo de puentes internacionales en Chiapas por parte de la CNTE, que frenan el comercio en frontera con Sudamérica. El presidente Enrique Peña Nieto, en su visita a Canadá dijo que la ley no se negocia, que se investigará lo que sucedió en Oaxaca, pero hasta ahí.

En México vivimos un movimiento social entre antisistémicos y sistémicos, un despliegue en contra de la reforma educativa y la exigencia al diálogo en acompañamiento de la Comisión Única Negociadora, entre la CNTE y la Secretaría de Gobernación.

¿Además de los bloqueos en Nochixtlán, lugar de la tragedia, en la capital de Oaxaca y en los puentes internacionales Talismán, en Tuxtla Chico, el de Ciudad Hidalgo, en Suchiate; así como el de Ciudad Cuauhtémoc, en Frontera Comalapa, qué más se debe esperar con estos movimientos? ¿Cómo podemos llegar a buen puerto? Diálogo, solo el diálogo.

Desde luego que también hay que pensar en las consecuencias que traería el Brexit a México. Me suena a excusa, pues el comercio de nuestro país con Gran Bretaña es de .07%; sin embargo, la Secretaría de Hacienda, de inmediato, en voz de su titular Luis Videgaray, anunció que el gobierno federal aplicará un segundo recorte al gasto público, de 31,715 millones de pesos, aplicado principalmente a la administración educativa, de salud y agropecuaria, temas estos de absoluta prioridad. Cosas que suceden aquí, allá y en todas partes.