Trayectos

Detectar conductas ilícitas en Internet

Sabemos que Internet es el servicio más utilizado en la sociedad del conocimiento. La "red de redes" es indispensable para el desarrollo de cualquier país que tenga la intención de cambiar, innovar, crear y ofrecer una mejor calidad de vida para la ciudadanía, por medio de la tecnología.

Las Tecnologías de la Información y Comunicación han hecho nuestra vida más sencilla, no olvidemos las aplicaciones que podemos descargar desde los dispositivos para revisar noticias, conectarnos a las redes sociales, recibir y enviar información, hacer transferencias bancarias, comprar o vender, utilizar GPS, entre otras.

Como claro ejemplo de la efectividad del internet, están las acciones de prevención ante el paso del huracán "Patricia", en el territorio mexicano. Gracias a las medidas de seguridad difundidas por Protección Civil y el Gobierno Federal, por medio de las redes sociales y medios de comunicación, el saldo fue blanco.

No todo es bueno en la web. Internet también es la herramienta favorita para cometer delitos como: hacking, cracking, phishing, evil twins, pharming, spamming, ciberbullying, robo de identidad, ciberterrorismo, propagación de malware, redes de prostitución, venta de armas, tráfico de drogas, venta de órganos, pedofilia, pederastia y tráfico de personas por la red.

Es necesario que se tomen medidas ante este panorama y se castigue a los responsables. Sin embargo, por ningún motivo se debe coartar la libertad de expresión ni el derecho a la información, sobre todo si vivimos en un país democrático.

En torno a la iniciativa de la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Informáticos, que presentó el Senador Omar Fayad Meneses, el 22 de octubre, considero que si bien su intención es evitar los mensajes de odio en la red, que se resumen en ciberbullying o ciberacoso, pues somos uno de los países de la OEA con más actividad en la red, creo que no vamos por buen camino.

Me parece delicado y pantanoso el tema, no se debe tomar de pretexto el combatir la delincuencia cibernética con el criminalizar el uso de las redes sociales y atentar contra la libertad de expresión. La llamada "Ley Fayad" o "Ley Mordaza" se debe examinar y analizar con detenimiento, porque dentro de sus 48 artículos que la integran hay información confusa o muy clara respecto a la censura.

Es fundamental que para este tema se abra un debate profundo en el que participen especialistas, legisladores, partidos políticos, organizaciones civiles y ciudadanía en general. Además, se debe tener cuidado con el discurso hablado y escrito, sobre todo cuando se trata de leyes, porque pareciera que los 53.9 millones de cibernautas, que es 43 por ciento de la población nacional, podrían ir a la cárcel por usar internet.

No perdamos de vista, tal como lo dice la OEA, "la libertad de expresión, en todas sus formas y manifestaciones, es un requisito indispensable para la existencia misma de una sociedad democrática".