Opinario

Universidad Digital

La firme creencia de llevar la educación integral a todo individuo, en esta nueva era digital, denota la importante tarea de implementar nuevas tecnologías para que la población tenga las herramientas necesarias de crecimiento.

El anuncio de incrementar la oferta educativa para que existan diez nuevas Universidades Digitales en todo el territorio mexiquense, realizado ayer por el gobernador Alfredo Del Mazo Maza, lo hace entender plenamente la importante y determinante relación entre educación y desarrollo ya que no puede existir crecimiento sin una sociedad pensante, educada.

La decisión del gobernador Del Mazo hace entender que es fundamental la relación dialéctica del Sistema Educativo en la entidad con los aspectos políticos, sociales, científicos, investigativos, productivos, éticos, culturales y económicos del Estado de México.

Actualmente, la Universidad Digital ofrece tres bachilleratos, 33 licenciaturas, una ingeniería, tres maestrías y un doctorado. Ha atendido desde su creación una matrícula de más de 46 mil estudiantes, y se integra de 45 unidades académicas y 56 centros de estudio. Son 37 mil alumnos inscritos y con la apertura de las 10 unidades más, que se van a construir en año y medio, se espera el aumento de 15 mil alumnos.

Los municipios en los que se construirán las nuevas son Amecameca, Ozumba, Texcalyacac, San José del Rincón, San Felipe del Progreso, Texcaltitlán, Santo Tomás de los Plátanos, Ocuilan, San Salvador Atenco y Otzoloapan. Atentos.


La moneda está en el aire

El PRI del Estado de México ya emitió su convocatoria, la cual prevé un registro a finales de la semana que transcurre; y el ajedrez político está muy complicado en la toma de decisiones de diputaciones y municipio, sobre todo si se quiere escuchar a la ciudadanía, la cual exige un cambio generacional, pero también de grupos de poder, tal y como sucedió con las llamadas "adelitas", ahora los "Juniors" han decepcionado y son mal vistos para seguir siendo impulsados en el poder.

Se buscan perfiles, frescos y que provengan del trabajo de base partidista y social, que no tengan negativos en su trayectoria y que representen una opción innovadora que puedan traducir en políticas públicas la sensibilidad de la problemática social y que realmente beneficien a la gente, sin improvisaciones y con propuestas basadas en experiencia y casos de éxito.

¿Se atreverá el PRI en Toluca a renovar y proponer cuadros con estas características o apostará por su vieja tradición pragmática y electorera, del traspaso del poder entre actores o familiares, solo con el frío propósito de mantenerse gobernado la capital?

Y es que lo que parecía ser una terna entre los aspirantes priistas para contender como candidatos por la alcaldía de Toluca, ahora se ha convertido en una cuaterna, con la sorpresa de Aníbal González, quien con una experiencia basta y silenciosa en cargos partidistas y de servicio público; parafraseando a Luis Donaldo Colosio se ha presentado como un actor de las bases priistas que han logrado sus metas "a través del esfuerzo y no del privilegio". Veremos.