Estado de Derecho

Todo suma... Todo resta

El calentamiento para los futuros debates que le dieron los comunicadores de Milenio TV a López Obrador, deja bien parado al candidato en términos comunicativos.

La caída de Ricardo Anaya en las preferencias electorales sigue.

Hace unas semanas deduje en este espacio que la pérdida de dos puntos del candidato del PAN (PRD y MC) se debía a la "resaca" de las precampañas. A pesar de haber tenido "jale" con su spot "that's insulting and unacceptable", no generó el impacto necesario en el público consultado por Parametría.

Algunos despistados atribuyeron esta caída al escándalo por el supuesto lavado de dinero de Ricardo Anaya, que no desperdiciaron el PRI y José Antonio Meade en capitalizarlo con una campaña en donde hasta la PGR metió las manos. Nada que ver. Esa medición, la de Parametría, se alzó justo durante los últimos días de las precampañas cuando la bomba no le estallaba aún al candidato Anaya. Sin embargo, ahora sí. Y lo escribí en su momento. Ahora podemos ver el impacto de estas acusaciones sobre el supuesto fraude inmobiliario y que en la mañana del jueves presentó El Financiero con una precipitada caída del panista de cuatro puntos.

Claro que los señalamientos hacia Ricardo Anaya sobre los "negocios políticos" no son los únicos responsables del descalabro, también influye el crecimiento mediático de Margarita y la organizada campaña de AMLO que no se sale del guión. Con pocos ataques hacia sus opositores, los estrategas del tabasqueño avanzan comunicando el proyecto de nación, presentando a los probables secretarios de gabinete y recorriendo los rincones del país. Tejiendo fino.

Ayer, otro ejemplo de marketing político: las imágenes de la reunión de López Obrador con Al Gore, quien fuera vice presidente de los Estados Unidos y un hombre de números positivos en la opinión pública. La agenda tratada sobre energías renovables podría impulsar la figura de AMLO (todavía más) entre el electorado más joven. Y ya se encargaron de esto en las redes.

Por si fuera poco, el calentamiento para los futuros debates que le dieron antier los comunicadores de Milenio TV a López Obrador, deja bien parado al candidato en términos comunicativos aunque sus detractores estiren como ligas supuestos que nunca dijo. Pero algo dejó bien claro ante los más de 49 mil espectadores de Facebook Live y es que su plan sigue intacto: "Atacar la corrupción. No tendría ningún sentido luchar si no es por una transformación". Y a modo de burla ante sus entrevistadores recalcó sobre lo anterior: "En eso sí soy conservador para que vean, no he cambiado mi forma de pensar".

Los números que arrojó ayer El Financiero son: AMLO 42 por ciento (gana cuatro puntos), Meade 24 por ciento, Anaya 23 por ciento (pierde cuatro puntos) y Zavala siete por ciento.

Todo suma. Todo resta.

@FApulido