Estado de Derecho

El rey está atrapado

Empiezan a moverse las piezas. Y en el ajedrez, un jugador puede prepararse para ganar si anticipa tres o más jugadas del opositor.

Sin embargo, hasta el más perspicaz puede perder la ruta del triunfo con movimientos no previstos o, mejor dicho, por distracciones que cambian por completo la dibujada estrategia.

Esto vive el gobernador del estado, Rafael Moreno Valle, con la elección que el PRI ha hecho de Blanca Alcalá para contender por la minigubernatura, primer movimiento previsto pero no anhelado. Con la rechazada alianza que hasta el momento el PRD sostiene y, tercer movimiento, con la desarropada que Ricardo Anaya, presidente de su partido, le ha dado.

De estos tres movimientos, el menos peligroso es el de Blanca Alcalá como candidata. Sin duda puede haber un mejor acercamiento del morenovallismo con ella que con el exrector Enrique Doger, que es una verdadera hiena política.

El segundo, que no se lo esperaba, es quizá el movimiento más delicado que sus estrategas dejaron ir. La jugada sorpresa que menciono al principio porque, a pesar de que el PRD es el principal perdedor sin esta alianza en términos electorales (de poder) y por lo tanto impredecible, le representa a Moreno Valle un hueco en el tablero. Un hueco por el cual le pueden llegar a su reina y a su rey.

Lo que el PRD hizo fue mover su caballo y condicionar la alianza con la liberación de compañeros perredistas a los que considera "presos políticos"; el gobernador, los llama "anarquistas", pobladores ajusticiados por cometer delitos como toma de vías de comunicación y asalto a maquinaria federal.

Por último, para mover aún más la estrategia Morenovallista, el PAN parece dejar solo al gobernador poblano. Su presidente, Ricardo Anaya, está concentrado en grabar spots con su imagen para buscar la presidencia de la República en el 2018 y un Rafael Moreno Valle débil es lo que más le conviene.

La última jugada y la más importante es la del ciudadano. El elector tiene en sus manos, en la próxima jornada, el avance o no de Rafael Moreno Valle en su tablero político.

Sólo un estratega frío como el gobernador de Puebla puede sacar un último movimiento que lo mantenga en el juego: ¿Una candidatura común con Tony Gali y el PRD?

Jaque mate.

Twitter: @FApulido