Estado de Derecho

Tres frases de Einstein

Sabemos de la vieja frase del físico alemán Albert Einstein: "Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes".

Me remite a las acciones de gobierno en México. Los índices de inseguridad aumentan en ciertas ciudades y si repasamos sus acciones para disminuirlos vemos que lo más sobresaliente que hace la autoridad es la compra de nuevas patrullas, "mejor equipadas", pero sin invertir un solo peso a la capacitación de los elementos. Y sin elementos más capacitados el aumento de salario no es justificable y si un mejor salario no es justificable, ¡eureka!, llegan las mordidas y la corrupción. Y si la corrupción persiste, la inseguridad también.

Partiendo de este crítico escenario que puede trasladarse al combate contra la pobreza, sin resultados positivos porque los recursos terminan "en las urnas" o a la contaminación donde las ciudades siguen apostándole al automóvil más que al transporte público digno y a las vías alternas de movilidad, es que viene a mí una segunda frase de Einstein: "Nunca pienso en el futuro. Llega demasiado pronto".

Así fue. El futuro alcanzó a los que por razones de comercio o vecindad se encontraban en el mercado de San Pablito en Tultepec, Estado de México (Ya son más de 30 muertos).

Y digo que el futuro los alcanzó porque esto de la venta de pirotecnia en nuestro país se han convertido en la tragedia repetida, como con los mineros asturianos en España. En Celaya, Guanajuato en 1999, bodegas clandestinas con material pirotécnico provocaron 73 muertos y 350 heridos, ¡73! Y en Veracruz en 2002, una cifra casi igual a la de Tultepec, 28 muertos y 30 heridos por materiales similares.

¿Aprendieron las autoridades de estas catástrofes? Parece que no. Las tragedias son similares, causas y efectos, y el argumento de los gobiernos sobre los "protocolos de seguridad" también.

No hay intención de hacer las cosas distintas porque la mano de la corrupción o de la desidia (o ambas) está presente.

¿Cuánto cuesta tener un puesto en el mercado de San Pablito y bajo qué lineamientos de seguridad podía despacharse el material pirotécnico? ¿Quién avaló esa zona comercial?

Me voy con una tercera frase de Albert Einstein: "Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica y ésta es la voluntad".

¿Se vale una cuarta? "Dos cosas son infinitas: La estupidez humana y el Universo; y no estoy seguro de lo segundo". Sí, también de Einstein.

Twitter: @FApulido