Estado de Derecho

Culpable, siempre

En una entrevista para Milenio Televisión, Diego Fernández de Ceballos dijo apropósito de la guerra contra el narco y sus decepcionantes resultados lo siguiente: "Ha faltado sociedad y eso no se dice políticamente correcto".

Para ser más claro, su respuesta tuvo que ver con la pregunta directa de si le había faltado mando a Calderón, o si lo habían dejado solo (en su lucha contra el crimen).

Y nunca estuve más de acuerdo con el ex candidato a la presidencia de México al momento de escuchar esta entrevista.

Al inicio de la semana, Veracruz (y el medio periodístico) amaneció con la lamentable noticia sobre el asesinato de la periodista Anabel Flores Salazar. Después de estar desaparecida, fue encontrada sin vida en el estado de Puebla; hecho que dolió, como dedo en la llaga, no sólo al estado portuario sino a todo el país. No sólo al gremio de comunicadores sino, a otros más.

No obstante, no pude evitar el siguiente tuit: "No te escucho Veracruz, ¿cuánto más vas a aguantar? ¿Dónde está el reclamo ciudadano? No lo veo. Anabel Flores, periodista, es asesinada".

Y mi suerte de reclamo tuvo que ver con aquella fría pero cierta respuesta de Diego Fernández: Es el ciudadano quien tiene la responsabilidad de llevar por buena cauce a su país, ¿cómo? Reclamando lo que debe ser. Es muy fácil señalar con el dedo y desde un tuit al gobernador o presidente en turno y exclamar que los gobiernos y en particular el de Duarte, son un muladar.

¿Dónde están las marchas en Veracruz? ¿Dónde está la gente tomando las calles en legítimo reclamo en Coahuila? ¿Qué hace la gente en Michoacán? ¿Qué pasó en Puebla cuando Mario Marín con unos meses en el cargo, fue expuesto como protector de pederastas y corruptor del sistema judicial del estado? Esto pasó: Se hizo una mega marcha nunca antes vista y ya. Después, no hubo más reclamos. Todo acabó en monos y caricaturas a nivel nacional. Marín, se quedó.

¿Es culpa del gobernante? No. ¿Es culpa de Javier Duarte que Veracruz esté sumido en un abismo de violencia sin fin? Tampoco. ¿Quién tiene el control? ¿Quién tiene la voz? ¿Quién manda verdaderamente?

Por desidia y comodidad decimos que manda quien ostenta el poder. Pero sabemos con complicidad que no es así.

Para rematar, ante la pregunta de "¿Al final, siempre los ciudadanos tendremos la culpa?", Fernández de Ceballos respondió tajantemente: "Siempre. Por eso si queremos cambiar a México, tenemos que cambiar al ciudadano. Es un problema educativo y cultural".

Twitter: @FApulido