La radio universitaria

Dentro del proceso de comunicación, entendemos a la información como el conjunto de datos codificados en un lenguaje específico, de modo tal que presentan un mensaje concreto; desde los medios de comunicación, es el proceso de transmitir y producir un mensaje, con ello se advierte a la información como diferente de la comunicación, pero contenida en esta última.

Actualmente, así entendemos la dimensión informativa de la radio, a lo cual le agregamos el impulso y la consecuencia de la opinión, promoviendo un valor propositivo.

Si a la radio se le agrega la vida académica, como el punto donde se muestra la esencia de la universidad, bajo el razonamiento de que es donde se estudia, investiga la verdad y se consiente a la ciencia en los modos propios de la misma, se obtiene lo que se genera como radio universitaria, la cual se postula como un pilar mediático que aporta una promoción institucional, un nexo de cultura local y donde la riqueza de la vida universitaria –como comunidad de maestros, alumnos y autoridades– proyecta modos de organización presentes en la creatividad humana.

La radio universitaria tiene un carácter activo, no se estanca en un formato, su esencia es indescriptible pero, a la vez, también tiene ese sentido de ser experimental, que espontáneamente es una manera de hacer radio adaptable y funcional a las necesidades de la sociedad donde se produce, sin las ataduras a algún interés económico.

La radio universitaria fomenta la opinión propositiva, supone una posición crítica ante los contenidos –de todo tipo– sobre una base de principios científicos, realidades culturales y valores para atender a la dirección, hacia la cual se dirige el movimiento general de la actividad educativa, advirtiendo en ella fundamentos que construyan al hombre.

Sobre todo, la radio universitaria debe tener la función didáctica, donde salen los próximos líderes de opinión, donde se forman los productores del mañana y, que de manera real, puedan experimentar lo que es un medio de comunicación en su totalidad. Afortunadamente para la ayuda de ese actuar ha llegado el internet, el cual da la oportunidad de realizar radiodifusoras virtuales y acerca a los cibernautas a convertirse en radioescuchas. Es por ello que este tipo de producciones tendrán que emplear material complementario en la web, además de ocupar estrategias de interacción con los públicos, de manera que se construya un contenido de información, cultura y entretenimiento sólido para el futuro del medio radiofónico.

En conclusión, la radio universitariaes el principio del ejercicio creativo, es la manera de empezar a experimentar con los formatos y géneros de dicho medio, a manera que sea una propuesta alternativa a la radio común, donde los contenidos de programación se den acerca y a la par del contexto de donde transmiten. Será una manera de enfrentar la cultura, reforzarla y a la vez enriquecerla con todo el código que lo complementa (voz, efectos de sonido y música).

Adalberto Córdova

josea.cordova@udlap.mx