Contexto

Luis Miranda, la Sedesol y los pobres

En México a los pobres se les trata como cifra. Cada que salen las nuevas mediciones de pobreza, algunos indicadores suben, otros bajan. A veces, como este año, se cambia la metodología sin previo aviso, por lo que las mediciones se vuelven inútiles porque ya no se pueden comparar con las anteriores. Pero el resultado siempre es el mismo: las personas se reducen a porcentajes.

A la par de los números siempre vienen los escándalos.

Ejemplos: en la primera auditoría de la Cruzada Nacional contra el Hambre, programa estrella de la Secretaría de Desarrollo Social, las irregularidades salieron, literalmente, a mantas. Ochenta millones de pesos del programa se utilizaron, o eso se dice, para comprar paliacates. Sí, paliacates (Ver aquí: http://bit.ly/2cCxo0c).

En la auditoría siguiente se descubrió que Sedesol triangulaba millones de pesos a través de universidades para esquivar licitaciones y asignar dinero correspondiente a la lucha contra la pobreza a empresas ya elegidas (Ver acá: http://bit.ly/2gm2ZmH).

Se sabe que pasa, y se normaliza. Uno se acostumbra a que los encargados de resolver los problemas del país primero se ayuden y después, si sobra dinero, ayuden a los demás.

Por ello la magnitud del problema siempre pasa a segundo plano. Hay números, hay escándalos, pero son costumbre. Cada año hay desfalco, y en México el porcentaje de pobres ronda casi la mitad de la población. Se acepta.

Por eso la primera reacción ante el video de la comparecencia de Luis Miranda, nuevo secretario de Desarrollo Social, frente a diputados, es risa y no molestia (http://bit.ly/2gkAi5M).

No debería ser así. En 25 segundos se aprecia la gravedad del asunto: el principal responsable de la lucha contra la pobreza en México no entiende los conceptos básicos con los que debe trabajar.

En el mismo evento, Miranda se definió a sí mismo como “operador político”, no como secretario.

Estamos en 2016 y todavía es necesario repetirlo: Sedesol no es caja chica y los pobres no son un número. Son personas.

Twitter: @esteban_is
Facebook: /illadesesteban