Contexto

Cámara de Diputados: el desfalco como rutina

Como cada febrero, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) entregó el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública o la revisión de gastos de los tres poderes. El trabajo es tanto que se circunscribe a la actividad de dos años atrás: ayer la ASF presentó la revisión de la cuenta de 2015.

No sorprenderá a nadie que la forma en que los servidores públicos utilizan el dinero del erario es opaca. Eso se reconfirma año con año, y deriva en que los tres poderes gocen de la mínima confianza entre los ciudadanos. De hecho, Consulta Mitofsky acaba de publicar su encuesta anual sobre el tema: los últimos tres lugares de confianza los ocupan diputados, sindicatos y partidos políticos. Presidencia, senadores y Corte están pocos escalones arriba, pero igual son reprobados por la población (http://bit.ly/2hQbLGH).

De estos, ninguno es tan turbio en el manejo de dinero como los diputados. En la cuenta de 2014, por ejemplo, la ASF detectó que 25.6 por ciento del presupuesto ejercido por la Cámara, mil 944 millones de pesos, no contaba con documentación alguna. Es decir, no había ningún registro de qué había sucedido con ese dinero (http://bit.ly/1oxr5Lp).

Mil 944 millones de pesos. Nadie fue a la cárcel.

El análisis de la cuenta de 2015 muestra un resultado casi idéntico. De los mil 816 millones de pesos en los rubros de "Asignaciones para el cumplimiento de la función legislativa" y "Otros subsidios y subvenciones", la ASF concluyó que "no se contó con la información que permitiera evaluar la razonabilidad del gasto" (http://bit.ly/2kuB5HZ, p.9).

Entiéndase: como no hay un recibo de ese gasto multimillonario, no se puede ni evaluar cómo se utilizó.

Y nadie irá a la cárcel.

La única buena noticia es que, como las partidas tenían menos dinero, menos dinero desapareció.

Es cierto que no hablamos de nada nuevo. Pero he ahí el problema: hemos perdido la sensibilidad ante la desaparición anual de miles de millones de pesos a manos de nuestros así llamados representantes.

Twitter: @esteban_is
Facebook: /illadesesteban