El desmenuzadero

El vicio de oír sólo lo ruidoso

¿El problema del narcotráfico en México para tener una reducción de su violenta causa, es la legalización de las drogas?

Desmitificando el poder de las letras como medio de conducción a la paz, Héctor de Mauleón y el escritor Alberto Salcedo, llevan segmentos de la historia de México y Colombia, en sus crisis sociales y de identidad.

En México, fue la introducción de la droga y la instalación de la industria del narcotráfico ante un poderoso mercado como es el estadounidense, es por esa medida, está en manos de la política, no del periodismo.

La política y la economía de los países se vieron implicados en el creciente emporio narco, en un momento, tuvieron la violencia como recurso.

Fue entonces que la tonalidad de los flujos informativos y el consumo de los mismos, se recargaron sobre el excesivo manejo de la “sangre”, el nacimiento del periodismo ciudadano y la desconfianza en los medios de comunicación.

“No tenemos oídos para lo importante, sino para lo ruidoso el escándalo” dice el escritor y periodista colombiano.

Esta dinámica orilló a crear una idea de periodismo con responsabilidad hacia la paz.

De Mauleón, periodista que ha sido foco de atención por las amenazas de muerte de los grupos delictivos de la capital, insiste que la función del periodismo no es alcanzar la paz, sino la narrativa de la verdad, Salcedo coincide, y advierte de no llegar a revictimizar a las víctimas de la violencia.

El concepto de la paz cambia en raíz del país donde se aborda al tema, y el entorno depende de la capacidad de soportar las medidas políticas.

Si es la guerra del narco, la legalización de las drogas, o alguna acción por venir, la solución en México, el fondo de la narrativa es la aportación de las letras, pese a sus vicios de consumo.