El desmenuzadero

El talón de Aquiles de Tampico-Miramar


Afinales de diciembre acudí a un clásico restaurante-café de la zona primaria de Tampico. Los platillos de mis acompañantes y un servidor tardaron más de una hora en llegar.

El problema: la gran demanda.En otras circunstancias esto sería un cumplido para el establecimiento, pero no, la causa es que no hay oferta gastronómica en ese sector.Quizás dos o tres restaurantes más que pudieran captar a quienes visitan el sobrevalorado Centro Histórico, que realmente carece de infraestructura turística (no de sitios turísticos).

La verdad, ya no pensar en un europeo, un norteamericano o un asiático (que por cuestiones laborales hay muchos en la región), sino en un turista nacional… no tienen mucha opción si visitan en plan turísitico o comercial el centro, como dije, zona primaria.

¿Se imaginan restaurantes de marcas, primero locales, y luego nacionales o trasnacionales, ocupando los edificios históricos que hoy no pueden ni rehabilitar, ni vender, ni una fregada?.El recién desbancado presidente del Fideicomiso para el Centro Histórico, reconoció que el abandono de edificios en esa zona va en aumento.¿Se imagina entrar a un edificio de arquitectura histórica y comer un corte o un caldo de mariscos?, pero no, ¡El centro histórico ni siquiera tiene un restaurante de mariscos!, ícono de la zona. Hablar por ejemplo del Diligencias, es leyenda.

Las tortas de la barda o el mercado gastronómico no son base, ¿o acaso son favoritos de algún alcalde, funcionario de primer nivel, o político reconocido?, ¿no verdad?Ese es el talón de Aquiles de proyectos como la marca Tampico Miramar. No es qué sitios a visitar, son los servicios alrededor.¿Pura playa?, ¿pura Aduana?, ¿puro edificio decadente?, no señores.Fui de los que celebraron la marca turística, y más engalanada por una figura internacional como Cecilia Suárez (hoy se pretende traer una figura menor, fail), porque involucraba al sector empresarial.Luego se politizó, después se centralizó y se perdió la idea original, además que nunca se llevó al siguiente paso: infraestructura y un plan.Hoy ni siquiera hay gente con perfil al frente, sin ser discriminativo.

Otro punto débil. En Tampico  es un joven político que descubrí por el organigrama, porque antes era desconocido para mi (dicen que canta); en Madero una empresaria ex candidata; en el estado no hay.Qué nos espera si ni siquiera entienden qué es Metropolitano.