El desmenuzadero

Un romántico que sueña con elecciones como en EU

La elección en Estados Unidos (aunque mi comentario suene más a inocencia que utopía) me ha llevado a pensar ¿cuándo tendremos en México un proceso así?

Solo basta ver los formatos de los debates, las modificaciones que exponen a los candidatos a hablar, a proponer, a mover posturas, mostrar destreza, firmeza, liderazgo, y eso mueve conciencias.

¿Trump perdido? Solo falta que les recuerde a los xenófobos su vulnerada seguridad para que vuelvan a verlo como un líder paranoico protector, porque ellos eligen líderes.

Distantes a metros, muros, vallas y ríos en geografía, y años luz de crecimiento social. Lo sé, inocente.

Volteemos a la transición de Tamaulipas, bueno, pues se puede ver lo terrible del manejo del poder, incluyendo su proceso periódico que son las elecciones, basadas en un salvaje clientelismo.

Los primeros que votan son los hinchas, los gruppies, los partidoliebers, que aman los escudos como equipo de algún deporte, como suyos. Originalmente los partidos (como en otros países) se guiaban por doctrinas, pero pasa que acá, cualquiera se hace de “derecha” un día y de “izquierda” al otro proceso.

Somos bien chingones pa’ la política, ¿ve’a?

Luego vienen las negociaciones políticas. Cuando los operadores empiezan a hacer su chamba: amarres, compromisos, apoyos, lo que sea, y convierten el futuro de lo que sea que se elija en un paraíso para los ¿desprotegidos?, dígase empresarios, proveedores, o desempleados.

No creerán que es un lindo guiño o que convenció la plataforma electoral -que sí, a veces pasa- y hoy podemos ver por decenas de miles de burócratas como se acuñan al desempleo.

Y no se despiden incompetentes, se despiden los cuates del otro partido, los favores políticos, y muchas veces entre ellos se van buenos perfiles.

Generalmente esos huecos los llenan de compromisos electorales, no gente afín al puesto, y por eso cada periodo dejan un desmadre. La función pública es más que una chamba (que sí, ya sé, salvo sus excepciones, ya una vez una candidata, hoy ‘diputadasistente’ de alcalde dijo que yo solo veía lo malo).

Y luego la compra del voto y las despensas. Cientos de miles.

Seguiré de romántico con el proceso de EU, antes que pise tierra en 2017 y 2018.