El desmenuzadero

La reconquista turística de Tamaulipas

El próximo fin de semana inicia el periodo más importante para Tamaulipas en materia económica: la Semana Santa.No es por la derrama en pesos que tan positivamente la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo de Tamaulipas prevé y nos anuncia: mil millones de pesos. Cifras superiores a ésa con oportunidad sabemos  que caen continuamente a manera de inversión industrial y empresarial.Lo que es importante, es la imagen del Estado hacia el país y en una menor parte, hacia el extranjero, hacia todos esos turistas que de alguna u otra manera quieren venir a nuestras playas.

Ya sabemos que desde 2010 se perdió ese poder de convocatoria del mercado turístico carretero, y hasta se mencionó como broma que visitar el estado era turismo extremo. También sabemos que Tamaulipas es hoy, solo atrás de Michoacán por el contexto mediático que aquél estado representa políticamente, el ojo del huracán social, ese que si pega, que no protegen ni la naturaleza, ni los marcianos, ni Dios: el crimen organizado. Una fotografía del México Violento, del revolucionado México de los corridos, el del nuevo milenio.

Así lo dicen las alertas continuas de Estados Unidos (la última el pasado mes de enero) y hasta del estado vecino, qué digo, casi hermano, Nuevo León, hecho la semana recién terminadaAsí es la realidad, Tamaulipas recibe al turismo con caravanas cuidando a los viajeros carreteros, con un blindaje militar, pero con una crisis social que supera al subconsciente de nuestros potenciales visitantes, y como ejemplo el caso Benjamín Galván.

Hechos que anuncian a un comisionado especial en seguridad, como Michoacán.Pero la vida marca que siempre hay que mostrar buena cara. En ese aspecto nuestras autoridades llevan a Tamaulipas a ferias, al extranjero, a buscar lo que han perdido. Muestra lo bueno entre lo apolillado.Así entre las ferias locales y el festival del Altiplano en el centro, llega la reconquista de la ahora llamada Costa Azul y la reconciliación sonriente con el panismo subversivo, esa mostrada en tantas fotos por tantas cuentas de Twitter, en el norte.El control del “playazo” de Miramar que coincidirá con la gira de promoción tolerada del Congreso Itinerante, esa campaña auspiciada al jefe legislativo y sus diputados. No importa la desunión de los implicados en “Tampico Miramar”, en el sur.Tamaulipas está listo y dará una buena cara, playas limpias, y su esfuerzo, lo hará contra todo, hasta contra las redes sociales.