El desmenuzadero

Las favelas del mercado de Tampico

En 2009 se incendió el mercado de Poza Rica, cerca de 70 locales perdidos. Menos de un año después, ya en la primavera del 2010, otro incendio. 200 locales afectados.Días después del segundo incendio me tocó hacer un panorama económico de la zona, a propósito del entonces sobrevalorado paleonacanal de Chicontepec y el impacto económico por el crecimiento del puerto de Tuxpan. Ese panorama incluía lo que parecía una favela, una vieja vecindad, menos un mercado. 

“Ten cuidado”, me dijo un buen amigo reportero, “son cabrones ahí”. El reporte expuso que el siniestro ocurrió a causa de un cortocircuito. No decía que la construcción era vieja y riesgosa, los espacios estaban construidos con material primario como lámina de cartón y aluminio. Había fogones al interior y un sinfín de “diablitos”. Protección Civil y el entonces alcalde recién ungido por suplencia, Marco Aurelio Alarcón Trueba, reconocieron que había muchos problemas al interior del mercado municipal, “grupitos” y “mafias”, que no dejaban hacer un “salvamento”. Protección Civil estatal no quiso broncas.Quizá no tan grave, pero éste, puede ser un antecedente para el mercado de Tampico.

Históricos y feos, los inmuebles que albergan a los mercados, Benito Juárez, Miguel Hidalgo y Francisco I. Madero, simbolizan el estado real del centro de Tampico, y que fueran detonante de la otrora “capital de la huasteca”.En una reciente entrevista con José Luis Kuri Con, nuevo presidente del Fideicomiso para el Centro Histórico de Tampico, aseguraba lo prioritario que es rehabilitar, pero sobre todo, dignificar el mercado de los tampiqueños. Me habló del proyecto. ¡Ah ese proyecto! que  con dinero en la ventanilla, pero por “equis o ye”, y hasta por apellidos, nada más no. Ahí adentro hay grupos, hay intereses políticos que no muchos quieren enfrentar, y que otros aprovechan para potenciarlos en épocas electorales. Hay un miedo a enfrentar a esos hombres con-ce-sio-na-dos, no dueños. Aunque algunos sean multi-concesionados.Lo supo la entonces poderosa Magda Peraza, que mejor sacó las manos del asunto.

Así otros ex alcaldes. Algo se antepone al interés común, que es tener un centro de abasto popular digno, presumible,Ahora la gente ligada a ARCIM ya puso condiciones, que si son respetadas, mostrarán que importan más 600 u 800 votos.Que sigan viejos, feos y peligrosos. Como en Poza Rica.