El desmenuzadero

¿El autodestructivo PAN?

El PAN, tomando en cuenta factores como el posicionamiento de imagen de su virtual candidato, el entorno social nacional y la opinión pública hacia al gobierno estatal -estas dos últimas debilidades del PRI- tiene una gran oportunidad de dar alternancia a Tamaulipas en la próxima elección.

¿Hacía cuánto que no tenía a tres bien posicionados en su interna?

Hay algunos que piensan que incluso la alternancia es una negociación; a veces. Otros asumen que las elecciones se ganan con dinero; bueno, Influye claro. ¿Entonces suponemos un electorado tarado? No lo creo.

Es cierto que Tamaulipas no está tan avanzado socialmente como para asumir un fenómeno similar como el del vecino Nuevo León, que eligió un independiente, pero existe un nivel de hartazgo digno de tomarse en cuenta.

Bueno, el asunto es que, con todo esto, su principal barrera está en sus filas, en el divisionismo de los grupos que atentan a no ser, como parece perfilarse, apoyo para el hoy senador Francisco García Cabeza de Vaca, casi ungido.

Dicen los que saben, que el reynosense divide al partido. Personalmente creo que los azules han mostrado ser un partido autodestructible.

Ahí el PRI sí les mete una friega en el tema de unidad y organización. Cuando salga el elegido - no será el del gober- los demás se cuadran o se cuadran. Esto no es precisamente un cumplido.

En los municipios de mayor conflicto, el tricolor está repartiendo entre sus grupos las posiciones y nadie deberá reñir nada. El PAN en la mayoría de los municipios tienen su propia y marcada división, como en Madero o Reynosa

La senadora Maki Ortiz, sin alguna oportunidad no era problema, inmediato mostró su empatía y fungió como un madruguete; pero ¿qué se espera de los alcaldes de Matamoros y Nuevo Laredo, Leticia Salazar y Carlos Canturosas?

Más sabiendo la íntimas relaciones que éstos tienen con personajes del PRI, y en el caso del segundo, la cercanía con el diputado Jorge Valdez, principal opositor de la alianza PAN-PRD en Tamaulipas, que esperanzó junto a sus cuates en Canturosas, lo que como partido en las internas no generan -menos del 4 por ciento de votos- y si recordamos la crisis a nivel nacional tras las salida de Amlo y su séquito, pues penita.

En cuanto a Cabeza de Vaca, no es secreto que muchos panistas lo ven como enemigo.

El PAN necesita más que tres famosos para sacar esta elección, quizá cocinarse al estilo PRI, o sufrirán de las raíces de varios.