El desmenuzadero

Tampico no es tan inseguro

“Mientras haya para comprar una 'coca', no hay crisis”.

Cinco escuelas de Altamira se rindieron y adelantaron más de 20 días la salida de clases.

Según la Coordinación de la sección IX del SNTE, no había garantías para la seguridad de sus agremiados.Así los planteles que ya no tienen clases son las primarias “Emiliano Zapata”, “Juana de Asbaje y Ramírez”, “José Vasconcelos”, las 3 en zona centro norte del municipio; la “Tamaulipas” de Estación Colonias y  la “Ignacio Allende” de la Felipe Carrillo Puerto.

La crisis educativa para el sur de Tamaulipas es grave. Solo cabe recordar que en la semana violenta del 7 al 11 de abril, prácticamente no hubo clases por el ausentismo.

Más. El rector del Instituto de Estudios Superiores de Tamaulipas, sucursal en el estado de Universidades Anáhuac, informó también de la baja de la matrícula foránea en un 80 por ciento desde el inicio de la crisis por inseguridad, a principios de 2010. Así nos ven.

Estas son las escuelas del sector privado, que debemos traducir como empresariado, aunque la UAT también ha marcado una tendencia en la baja de su matrícula foránea.

Otro punto. El tema del bullying en las escuelas de educación básica no cede, peor aún, está impregnado por los modelos del crimen organizado, y que antojan llamar al Ejército (Semar o Sedena) para que se haga cargo del orden educativo, cuál áreas tan ilógicas por su haber natural de fuerzas armadas del Estado mexicano como son tránsito, inteligencia y comunicaciones (C4), la propuesta en puertos mercantes y hasta las direcciones de Alcoholes de los municipios, áreas aparentemente corrompidas y donde ya intervino.El cierre de escuelas es una tendencia.

Todo esto se une a la veintena de restaurantes cerrados, a la reducción de horarios de transporte, al éxodo de tamaulipecos y la inexistencia de la vida nocturna.

En medio de la buena intención de la Segob y su enviado Roberto Campa Cifrián en su visita a La Borreguera, para alentar diciendo que Tampico (que representa un impacto conurbada en Altamira y Madero) “no es tan inseguro”, esto incluyó billete en mano para generación de empleo, también supone que deberá proponer una estrategia integral para la educación.

Mejor educación, más maestros, mejores instalaciones, más recursos y sobre todo, una real estrategia de seguridad en las calles, porque la escuela podrá ser segura, pero el traslado, según la percepción, no lo es.