El desmenuzadero

Señor Osorio, la seguridad no es política

El secretario de Gobernación pudo hacer tantas cosas esas cinco horas que estuvo en Matamoros, pero hizo política a base del tema seguridad y sólo vino a decir lo que ya sabíamos: que está cabrón acá.

Miguel Ángel Osorio Chong no anunció un reforzamiento, no reconoció que la Estrategia de Seguridad Tamaulipas (nótese las altas) falló o es insuficiente, es más, tapó el mal rato con cifras pro al día siguiente, en Mérida.

Un amigo me comentó en el face “si es una evaluación que se califican ellos mismos, supongo que no se reprobarán a sí mismos”.

Y ‘pos no’. La honestidad en la política se negocia.

Trajo su script, seguramente dio órdenes a Egidio y tuvo que recibir a la señorita Leticia Salazar, quién resulta ser el cadillo de su zapato. Pura política.

Y escuchó a los empresarios (porque lo que verdaderamente les importa son ellos) que piden garantías para sembrar su dinerito aquí, pero solo unos días atrás el gobierno mostró su posición ante la evasiva: desertores.

Al menos fue el mensaje que envió el secretario de Gobierno de Tamaulipas Herminio Garza y el alcalde ¿panista? de Nuevo Laredo Carlos Canturosas, tras el cierre del campus de la Universidad Valle de México en la otra ciudad fronteriza porque “no aceptó la ayuda de la Estrategia”.

Esa es la salida. No hay resultados porque no hay denuncias, porque no hay confianza.

¿Pues qué les iban a ofrecer que no fuera seguridad pública?, ¿Llevar a la población estudiantil y magisterial a sus casas?, ¿blindar las instalaciones por tres días?.

Entonces la UVM respondió tajante “no hay las garantías para abrir” y mostró en las alternativas a sus alumnos el verdadero resultado de la Estrategia: o estudias desde tu casa o lejos de la zona; como había dicho, o te acostumbras o te vas.

Y entonces todo su análisis fue “que el norte del estado era difícil y que en el sur los aquejaba la extorsión y el secuestro”.

Bendita y menuda suerte tiene el secretario que le recibiera el empresariado una respuesta así sin números… de policías, de muertos, de desaparecidos, de inversiones caídas. Números.

Bueno señor, para que se dé una idea yo le doy los números del mes del amor y la amistad: 31 muertos (solo en balaceras), un campus universitario privado cerrado, 700 alumnos afectados en sus estudios y por lo menos 3 millones de personas inconformes.

No todo es política. 

Twitter: @erikvargas e-mail: erik.vargas@milenio.com