El desmenuzadero

Prioridades y reflejos


En los ochenta los poderosos en Ciudad Madero, (sin decir La Quina), decidieron tirar la escuela primaria “Isauro Alfaro Otero”, otrora recinto del Gremio Unido de Alijadores, una edificación ubicada en el corazón de la ungida ciudad y además, sitio donde muriera asesinado el creador del sistema de cooperativas, en 1929.

Hubo cierto conflicto social entre petroleros y alijadores, pero al final, el GUA cedió a cambio de un terreno con una nueva escuela, y en plus, una escultura de su líder caído en la nueva construcción en el predio en disputa: una plaza, inaugurada en noviembre de 1982.Ese era el trofeo del sindicato petrolero. Nunca es prioritario derrumbar una escuela, pero una plaza desmarcaría a Madero de su hermano mayor, Tampico.

Prioridades. “Madero está en busca de una identidad, y la plaza es el símbolo de esa búsqueda”, me dice un amigo. Pero hoy ni escuela, ni plaza.Es la suerte.Un caso similar surge en el hermano menor de la zona conurbada, Altamira, caso tal vez debería documentarse diferente. Prioridades.

Recientemente la ciudad documentó la falta de 40 aulas para albergar a mil 500 niños de educación básica, además, el crecimiento poblacional les traería para el próximo ciclo escolar, casi el doble, entonces, necesitan 70 aulas, pero no hay lana.Sin embargo, es vox populi que ese ayuntamiento solicitó vía crédito, al tan buena onda Banobras, 40 milloncitos de pesos para un nuevo palacio. Uno digno porque el actual es insuficiente.El chiste es que la casa esté bonita, la educación qué.

El municipio cuenta con necesidades superiores a sus capacidades, primero por el crecimiento demográfico, luego por las insuficiencias de los municipios vecinos.La gente no cupo en Tampico ni Madero, o buscan un “chamba” en el puerto industrial, pero el crecimiento de la mancha urbana, no creció de la mano de los servicios que una ciudad necesita para lo que llaman una “calidad de vida digna”.

¿Qué esperamos de las nuevas generaciones, del recurso humano?. Ni recordar que se contrató un equipo de asistentes para que los regidores no se cansen. Las prioridades se reflejan en los resultados, y la zona tiene muchos resultados a medias.Si me preguntan Madero se refleja en esa plaza, detenida en el tiempo 10 años; Altamira desorbitado; y Tampico… qué difícil es ponerse de acuerdo ¿verdad?. Pero nadie me preguntó.Hay cosas que no deberían resolverse con política.