El desmenuzadero

Pobre Tamaulipas

Tamaulipas, dice su himno, es altiva y heroica; hoy también es flagelada, amenazada y secuestrada durante casi una década; flanco de guerra desde hace cuatro años.

Pobre Tamaulipas y sus 138 días de estrategia especial, michoacanizada en sus plazas, calles y brechas, y al igual que el destino purépecha, desacertada.

De gente temerosa, de gente polarizadora. De guías temerosos e incompetentes.

Pobre Tamaulipas y sus pedazos de esfuerzo insuficiente.

Militarizadas sus instituciones no confiables y aun así, inoperantes.

Esperanzados en sus marinos y federales con una gendarmería para la selfie, en estatales certificados inconfiables.

Desproporcional a su realidad y en sus planes, desproporcional en sus argumentos y en sus resultados.

¿Qué será lo que diga el próximo 13 de noviembre el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, cuando se le venza el plazo prometido para dar resultados?

Hablará seguramente de las cabezas delictivas atrapadas, de índices de violencia a la baja, de los avances en las pruebas de control y confianza.

¿Reconocerá también el liderazgo en secuestros?

¿Se reconocerá ante ellos superado, como lo hizo Semar?

Uno de cada tres ocurre Tamaulipas, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a agosto, con un repunte del 300 y 200 por ciento en los dos últimos meses, respectivamente.

Con más casos de los que se denuncian, según tantos.

¿Reconocerá el cierre de escuelas, estudiantes intimidades, una mano terrible que mece su cuna, secuestro psicológico?.

Cuna de alumnos de educación básica bajos en aritmética y altos en glosario del crimen organizado y protocolos de seguridad.

Qué dirá de los apoyos a comercios afectados, que no han llegado.

La cuenta regresiva para presentar el informe de la Estrategia Tamaulipas inició, lo diseñan con hechos, lo visten con política, y lo auguro positivo para los planes de inversión y desarrollo energético.

Los discursos locales lo presumen.

Mientras, el próximo domingo, cinco de octubre, se cumple medio año desde que inició la segunda crisis más grave por inseguridad para Tampico; la primera en 2010.

Un día antes, el cuatro, centenares marcharán ahí por la paz y le recordarán a la autoridad que las cosas no andan bien.

Pobre Tamaulipas, golpeado, enardecido, demacrado.

¡Maquillaje!


Twitter: @erikvargas   e-mail: erik.vargas@milenio.com