El desmenuzadero

No Osorio Chong, no


Miguel Ángel Osorio Chong se sintió cómodo en Tamaulipas en 50 días.La visita de ayer a Matamoros mostró eso, que no fue de evaluación, fue una presentación que busca cambiar la percepción y la opinión pública, fue de alfombra roja, por eso trajo eslogan: “Disminuye violencia en Tamaulipas”. Desde un día antes, el martes, la cuenta del Gobierno del Estado le preparó el terreno con una serie de tuits que informaron - incluyendo hashtag - los logros de los primeros 50 días.20 civiles armados abatidos en operativos.47 probables delincuentes detenidos.7 probables cabecillas de grupos delincuenciales en el Estado.8 probables secuestradores.2 probables responsables de 4 homicidios en la capital del Estado.Rescatados en operativos 4 personas. 100 Migrantes rescatados en Reynosa y Altamira.

El corte de caja se da el día primero de julio, día en que muere Ronnie, uno de los dos estudiantes de la Secundaria Federal Cinco de Tampico que fue alcanzado por una bala en la cabeza durante una de las refriegas del violento 25 de junio.La cuenta de Miguel Ángel se presenta oficialmente el día dos, exactamente a 89 días que estallara la violencia en el sur del estado.”.Se presenta doce días después de que aparecieran los cuerpos de los empresarios de Matamoros, Fernando Lugo Nieto, y el regiomontano Arnoldo Cañamar de la Garza, secuestrados días antes y que generaron una manifestación frente en la tierra de Rigo Tovar.

Quizás eso orilló al hombre de la Segob a enfrentar a la IP fronteriza este martes.Pero ninguno de estos casos se sumó al conteo presentado por la Nueva Fase de la Estrategia de Seguridad,  que antoja un conteo sincero.Y eso tendrá que incluir que aun es insuficiente el envío de elementos federales, y que no es necesario que Tamaulipas se “michoacanice” para recibir una estrategia mayor.Es entendible la postura oficial de buscar crear optimismo en la ciudadanía, de mantener la esperanza, que es el principal motor del hombre y su sociedad, pero el problema de los conteos felices, de los números alegres y optimistas, será que ellos, quienes los profesan, se los crean, y eso sí estaría cabrón.Mientras, las familias celebran que por fin se acaben las clases.Entonces, si me lo preguntan, ‘No Osorio, no disminuye la violencia en Tamaulipas’.Pero nadie me preguntó ¿verdad?. 


Twitter: @erikvargas  e-mail: erik.vargas@milenio.com