El desmenuzadero

Fuero pa’ todos

Los partidos políticos ruegan por mantener el voto de extrema confianza para elegir libremente a quienes, bajo su venia, serán candidatos; una concesión total.

Pensar en solo filtros si Juan Pueblo busca ser candidato independiente, es pensar que los partidos están blindados y seguros.

Fue la postura del presidente de los diputados en Tamaulipas, Ramiro Ramos, que lógico, no apoyó su líder de partido, Rafael González.

No hoy, en tiempos de urna y guerra, porque el PRD en Guerrero acaba de demostrar que no es así.

Pero ha pasado en todos los partidos.

La delincuencia se muestra inteligente, organizada; el sistema político, débil, vulnerable, desorganizado.

El crimen organizado absorbió el fuero, y la corrupción hoy daña de frente, sin remordimiento, con huevos.

El asesinato de estudiantes de la Escuela Normal "Raúl Isidro Burgos" de Ayotzinapa, desaparecidos, vivos o muertos, de manos de elementos de la Policía de Iguala, es prueba del descaro, pero el grado de degradación del alcalde de Iguala, José Luis Abarca, es exponencial en el análisis de la situación actual que vive el país, la crisis en la política, el sobre empoderamiento del crimen organizado, el pisoteo a los derechos humanos, que manifiesta la necesidad de que las pruebas de control y confianza no sean solo  para policías, siempre sinónimo de corrupción.

Hay que identificar a aquellos que desde la función se relacionan con delincuentes, pero también filtrar a quienes busca ser poder en un municipio, estado y porqué no, en el país.

Conocer su estado socioeconómico, cuestionar la salud de las finanzas personales, ir al dopaje, someterlos a pruebas de control y confianza.

Eso no coarta el derecho a ser votado, diputado, y beneficia el derecho y el respeto a votar.

Si la ley concesiona a los partidos la administración de los activos políticos a los que puede acceder un mexicano en una urna, su responsabilidad social como ente que recibe recursos públicos no debe limitarse.

Está visto que cuando hay broncas, los partidos no se responsabilizan de sus militantes y sus “decisiones personales”.

El poder se filtró hasta arriba que no se puede dar un voto de confianza a ningún ente, se debe indagar cualquier acción dudosa, donde sea.

Luego a futuro, pensar en eliminar el fuero de donde sobra o repartir pa’ todos.

Twitter: @erikvargas e-mail: erik.vargas@milenio.com