El desmenuzadero

#ChapoGuzman y los hinchas


En cuestión de horas, nueve de las diez principales tendencias en Twitter eran acerca de la captura de Joaquín Guzmán Loera.La red social colapsó el subconsciente colectivo: las hipótesis sobre la relación con la visita de Obama; el doble del Chapo; la básica teoría de la cortina de humo; hasta la caída de varias horas de WhatsApp.

Preferí los memes.Algunos fanáticos priistas aprovecharon para sacar sus banderas como verdaderos hinchas apoyando a su presidente, aún cuando la noticia era un rumor.Y entonces surgió el primero que tenía que decir algo. El ex presidente Felipe Calderón, el que soñó capturarlo, y quien esos hinchas dibujan como el magnicida, como desertor, la leyenda urbana que le adjudica supuesto proteccionismo jefe del Cártel de Sinaloa. Felicitó a su sucesor, así, institucionalEn esa misma red de microblogging, Peña Nieto confirmó el rumor. Chapo Guzmán ya era trending topic worldwide, y él, prohombre en el pódium global.Esta vez no por ser líder mundial o de Time, sino por dar un certero y mediático golpe, un mundial mediático golpe, no como el de Elba Esther.

Los hinchas sacaron sus banderas, no importa las cifras de ejecuciones, ni las de secuestros, que ponen a México en el umbral del turismo, las redes sociales se convierten en un estadio de futbol.Los PRIs recordando que el Chapo fue libre en periodo azul, levantaron en hombros a EPN; los PANs, indicando supuestos pactos negros y retuiteando a su exiliado líder; Los PRDs, escépticos.Creo que debemos recordar que más allá de un tema que pueda politizarse, más allá de un logro o un trofeo (que por supuesto es), vital es fortalecer las instituciones, las que permitieron en su evolución la debilidad en el control de la vida mexicana.

Que hoy por hoy, hay una decena de cárteles en el país, y que, ni la captura de Osiel Cárdenas o el Coss o Heriberto Lazcano, debilitaron la delincuencia.México necesita más que un trofeo, más que millones de hinchas corriendo en su Ángel de la Independencia digital cada que hay un logro o cada que alguien se equivoca. Necesita poder salir, necesita poder trabajar, poder hablar y denunciar, eso a lo que le llaman derecho. Hasta los Tuits de Peña Nieto y Calderón lo dicen.Una felicitación a las fuerzas armadas, a nuestros presidentes, porque cada que cae alguien da esperanza, pero no chinguen, aun falta mucho.