Igitur

La lucidez: chispa para encender hogueras

(…) el arte se convierte también en un enemigo del artista, en un deformador de sus ideas, en un apaciguador de sus rencores; porque la denuncia que es comprada por el denunciado muere, convirtiéndose no solo en un indicador de jerarquía social sino también en un indicador de la tolerancia, el humor, la inteligencia, de la clase social que él está condenando.
León Ferrari

Un agujero negro al succionar cualquier elemento que a partir de cierta distancia irremediablemente se perderá en su región finita, no lo devuelve. Cuando un intelectual cruza el umbral de la demagogia barata o lo populachero, vuelve, pero nunca siendo el mismo. Sucede que muchos discursos sirven ahora como excusa para pasar de rondón haciendo propaganda a ideas poco sofisticadas con argumentos apenas esforzados. Los medios masivos de comunicación no delimitan seriamente; más bien transgreden obras si su lenguaje de vanguardia empieza a conmover.

Las minorías que pretenden experimentar utilizando distintos modelos estéticos, poco suelen agradar a las mayorías que niegan agregar eslabones en sus cadenas de abstracción. El decir tener compromiso “social” justifica la falta de compromiso personal, coartando la única libertad que exalta a la crítica: el criterio. Hay sermones que difícilmente podemos evitar escuchar y en los que hallamos la decepción conocida de argumentos que esgrimen el interés de los comerciantes; como si el hombre fuera incapaz de decir lo que piensa tal cual, derrumbando así muros falsos para liberar la verdad de sí mismo, que nada tiene que ver con fortuna o ambición.

El arte no será ni la belleza ni la novedad, sino la eficacia, en el momento que la obra dentro del medio donde se mueva el artista tenga un impacto equivalente al de una revolución en un país que busca liberarse.

Los creadores han devenido tejedores de prendas culturales para los desnudos enriquecidos. Porque pocos productores hay más comprometidos, pero entonces abrazan la innovación con contrariedad: defienden la importancia del individualismo y al mismo tiempo la necesidad de compartirse.