La nota breve

De blancas ovejas y gestores que exigen su café gratis (II)

No había tenido tiempo de contestar los reclamos que recibí de diversos implicados en la columna que publiqué titulada De blancas ovejas y gestores que exigen su café gratis. Las reacciones fueron desde las más informales en mi perfil de Facebook hasta una carta dirigida a Jaime Barrera director editorial de este medio con copia para mí. Una vez que analizamos el contenido de la misiva decidimos que se le diera respuesta en este espacio donde se generó la controversia. La carta que nos envió Rubén David Castañeda director de CEDAT excede las dimensiones como para publicarla en nuestro espacio de cartas al lector, es por eso que la resumiré y daré respuesta  sus peticiones.

El documento dice que las aseveraciones a las que me refiero en la columna son falsas, yo cité un artículo que publicamos el 9 de julio de 2015 en el que se señala que CEDAT pagó con fondos del Programa Nacional de Prevención al Delito (PRONAPRED) a Radio Centinela y Abarrotera Mexicana cerca de 340 mil pesos a cada uno, cuando se implicaron en la creación de radios comunitarias en Santa Cecilia y San Andrés. De ese artículo tenemos grabaciones con el propio Castañeda de CEDAT y Rafael Paredes de Abarrotera Mexicana así como copias de documentos que nos facilitaron ellos mismos para escribirlo.

 b) Castañeda dice que los conceptos de pago correctos que dieron a Paredes y Talia Zepeda de Radio Centinela son los que aparecen en sus libros de contabilidad. Sin embargo en la carta enviada no se anexa dicha información. Ojalá nos los proporcione algún día.

En la carta, del inciso b) se brinca al d) En este inciso dice que los fondos PRONAPRED se asignan en un contrato entre los gobiernos estatales y las instancias que lo operan, es decir CEDAT y que no contempló en ningún caso a la entonces Secretaría de Cultura de Guadalajara que dirigía Ricardo Duarte. Para el caso entonces, los cuadernillos de informe de trienio que editó dicha dependencia y todas las notas generadas por otros medios de comunicación en donde Duarte presume como logro de su administración la creación de radios comunitarias que tuvieron una inversión de 2 millones 500 mil pesos deberían corregirse.  CEDAT debería reclamar en todo caso a Duarte por hacer uso de esa información indebidamente y propiciar que varios medios locales la replicáramos.

e) Me reclama que cuestiono la veracidad del trabajo de CEDAT al decir que no sé si las radios funcionan a la perfección; el comentario viene también a partir de una última entrevista a Rafael Paredes, de la cual hay grabación, en la que él mismo dice que las radios que hicieron en Santa Cecilia pasaron por un momento crítico hace algunos meses.

 f) Castañeda asegura que Paredes y Zepeda son personas cálidas, éticas y comprometidas con el trabajo que desarrollaron, que le extraña los señalamientos que hice sobre ellos. Al respecto, podemos decir que esta opinión de Castañeda, es la opinión que cualquier jefe de trabajo puede tener respecto a quien contrata y que en ese sentido el día que esta redacción tuviera que trabajar con alguno de ellos su opinión la tomaremos en cuenta como una referencia. Hasta el momento no hemos trabajado con ellos.

Por último, pide una fe de erratas de una columna en la que yo opiné que Rafael Paredes al trabajar en proyectos como estos en donde la transparencia de los fondos PRONAPRED no ha sido clara no tendría calidad ética para convocar a sesiones para discutir una Ley General de Cultura que no conoce. Al respecto tengo una grabación en la que el propio Rafael Paredes dice que decidieron ya no trabajar con CEDAT y lo que tuviera que ver con el PRONAPRED “porque sí nos afectó en nuestra imagen” y en la que reconoce desconocer las iniciativas de Ley General de Cultura que han generado varios diputados federales hasta el momento. No es mi estilo difamar, solo parafraseo y cito opiniones y datos que me proporcionan las personas a las que entrevisto.

enrique.vazquez@milenio.com

@enriquevazgdl