La nota breve

Otra de Operalia...

La Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ) tocó bien en Operalia, no es que últimamente la agrupación toque mal, la diferencia de lo que muchos escuchamos esa noche del domingo a los conciertos que la agrupación recrea desde que luce renovada es que en la mayoría de los casos su sonido es técnicamente de aceptable a bueno, según el ánimo de los atrilistas, eso es normal. Su nivel de ejecución se queda en "lo correcto", pero un tanto frío, como una máquina que alguien activa y la música fluye sin emoción. Los músicos cumplen casi siempre con su parte.

El domingo hubo una comunión y una emoción especiales, no sé si porque la batuta fue Plácido Domingo... por el concurso en sí, por el repertorio tal vez.

El caso es que la OFJ se escuchó diferente, se escuchó muy bien. De todas las voces finalistas me parece que es muy recomendable seguirles la pista al barítono bajo Nicholas Brownlee, a la mezzosoprano J'nai Bridges, a los tenores Brenton Ryan y Bogdan Volkov, a las sopranos Marina Costa-Jackson y Elena Stikhina y al barítono Juan Carlos Heredia.

Fue muy lamentable que las autoridades no pusieran ni sillas ni toldos frente a la pantalla que se colocó en Plaza Liberación para quienes buscaron seguir el certamen. Ojalá que se den las circunstancias para que en lo sucesivo Marco Parisotto y los atrilistas de la OFJ mantengan esa inspiración que se puede reflejar en la emotiva ejecución de un repertorio, ojalá vengan más motivos de inspiración como los del domingo... ¿será posible?..

enrique.vazquez@milenio.com