La nota breve

Miscelánea de compras, recortes y ríos revueltos

Conflicto de intereses.

Respecto a la compra de obras para la Colección Pueblo de Jalisco, publicamos el 1 de junio la nota titulada “La SC rechaza acusaciones respecto a compra de arte”. Al respecto José Luis Malo, pintor y uno de los entrevistados y quien formó parte del proceso de selección dice que aunque hablamos en la entrevista de auto compra y conflicto de intereses debí haber utilizado sólo “conflicto de intereses”, cosa que me pareció pertinente y que el propio Malo lo aclara así: El hecho de que en la actualidad y desde hace un buen tiempo dos de los artistas de la primera lista: Gonzalo Lebrija y Fernando Palomar, forman parte del stock de artistas que representa la Galería “Arena México”, que actualmente dirige Jaime Ashida, hermano de Mónica, y quien también ha sido directora de la misma en el pasado. El conflicto de intereses se da en que se es juez y parte, ya que para la Galería Arena México y Patrick Charpenel (quien formó parte también del consejo que decidió la compra de la obra), es muy conveniente que sus artistas pasen a una colección tan importante como la del Pueblo de Jalisco”.

Recortar nómina

El sábado pasado publicamos la nota CECA y Diputados llamarán a comparecer a Myriam Vachez. En ella uno de los integrantes de la Orquesta Típica de Guadalajara señala que Ángela Gómez Ponce, directora de Recursos Humanos les pidió que debían de desintegrar dicha Orquesta. Por su parte José Luis Patiño director General Administrativo señaló que tanto a dicha agrupación como al Coro del Estado les darán un trato de acuerdo su contrato de prestador de servicios. Es decir en adelante les pagarán sólo los ensayos y las presentaciones que se les requiera. Debido a que una consigna de la actual Administración es no aumentar la nómina, entonces no podrían oficializar a dichos grupos. Aquí es donde surge la pregunta ¿la reducción de nómina en una Secretaría de Cultura no tendría que ser más bien del lado administrativo, en lugar de acortar plazas a los artistas de oficio?, en fin.

Ríos revueltos

Con el conflicto que se desató al interior de la Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ), desde el año pasado uno de los aspectos que saltó a la luz es que la agrupación no contaba hasta ese momento con un reglamento oficial, situación que me parece continúa hasta hoy. El conflicto develó también que hay músicos que tienen varias plazas en grupos oficiales municipales y de gobierno, es decir, no existe una reglamentación respecto a estos grupos representativos que regulen el hecho de que pocos músicos tengan hasta tres plazas y algunos aún con la capacidad y talento ninguna. Con la problemática que enfrenta ya la SC respecto a los diversas formas de contratación que aplica a sus grupos representativos, deberían los municipios y la propia SC reestructurar dicha reglamentación y que se incluya una contratación digna de sus integrantes, así como de los profesores de los talleres que brindan en todas las disciplinas artísticas... O será que ¿es mejor dejarlos que funcionen sin prestarles mucha atención por aquello de “A río revuelto ganancia de pescadores?”...

enrique.vazquez@milenio.com 

@enriquevazgdl