Top Ten 2014

El aprendizaje es un proceso inacabado que busca su perfeccionamiento permanentemente. El tránsito por la vereda del conocimiento es menos espinoso si lo realizamos de la mano de un guía que ilumine el sendero.“Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer”, decía el rey de Aragón, Alfonso V, hace 600 años.En esta ocasión compartiré con usted, amable lector, algunos de mis textos favoritos que leí durante el año que termina.El Umbral de la Eternidad, de Ken Follet, es el colofón de una absorbente trilogía. Los descendientes de los protagonistas de sus novelas históricas anteriores, cuyas vidas se entrelazaron y desenvolvieron durante las dos guerras mundiales, se encuentran nuevamente en el contexto de la Guerra Fría y la lucha por los derechos civiles en los Estados Unidos.El Índice del Miedo, de Robert Harris, es una obra literaria que expone los riesgos posibles si la tecnología sigue involucrándose en los mercados financieros. En su autobiografía No Hay CausaPerdida, Álvaro Uribe nos detalla las estrategias con las que combatió, de manera muy exitosa, la delincuencia y a los grupos terroristas en Colombia cuando fue Presidente. De obligada lectura para quienes participan en las áreas de seguridad en cualquier nivel.Dos libros sobre la realidad mexicana derrumban paradigmas y sacuden conciencias. El primero, más filosófico; el segundo, más académico: Los Mitos Que Nos Dieron Traumas, de Juan Miguel Zunzunegui; y Mitos y Mentadas de la Economía Mexicana, de Jaques Rogozinski, ahora flamante titular de Nafin.En Política de Urgencia, zaga tardía de Política Para Amador, Fernando Savater replantea su propuesta original adaptándola a los tiempos actuales. Extraordinaria obra filosófica que invita a la reflexión.En ThinkLike a Freak, Levitt y Dubner, autores de los famosos Freakonomics, siguen haciendo travesuras académicas con temas de interés general. Los desmenuzan, aplican teorías y metodologías económicas, y obtienen resultados sorprendentes.Ni qué decir de la biografía de la galardonada con el Nobel de la Paz,Yo Soy Malala. Nos cuenta sobre su vida, su casi muerte. Su lucha, su ideología y sus sueños, que ya son nuestros.Soy fan de las novelas de Tyler Caldwell. El León de Dios, la historia sobre Saulo de Tarso y la metamorfosis que lo convirtió en San Pablo, cumple cabalmente con las expectativas.Plaza de Almas, compendio de cuentos y anécdotas redactadas con la maestría y la picardía propias de mi paisano Catón. Es una lectura ágil, amena y muy divertida sobre “cosas de la vida, el amor y la muerte”.Y permítanme para terminar esta última entrega del 2014 aludir a un sabio proverbio hindú: “Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado, un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora”.¡Feliz Año Nuevo… y no hagamos esperar al amigo! 


emym@enriquemartinez.org.mx