Crowfunding

Tener una idea y no saber cómo expresarla, es desesperante; pero tener un proyecto exitoso en mente y no poder llevarlo a cabo por falta de recursos, es frustrante. Ese es precisamente el caso de miles de emprendedores en todas partes del mundo. 

México es uno de los países que más acciones ha tomado para eliminar los obstáculos al emprendimiento: desde la creación del Instituto Nacional del Emprendedor, hasta la reforma financiera, pasando por los incrementos sustanciales a los presupuestos a este rubro, recursos que, por cierto, nunca serán suficientes.El reto ahora es aprovechar la conectividad mundial que otorga el Internet, los avances en las tecnologías de la información y el ingenio humano para seguir creando fuentes alternas de financiamiento.

La “plataforma Kickstarter” es un ejemplo exitoso de ello. Kickstarter, más que un sitio webb (también disponible en aplicación para dispositivos móviles)es una comunidad en la que los inventores en busca de financiamiento comparten sus proyectos, sus sueños e ilusiones, y piden apoyo económico para concretarlos.Las contribuciones son pequeñas y accesibles, regularmente del orden del precio del producto o servicio a desarrollar.

Es como una venta por adelantado, con ciertos beneficios en recompensa por ser patrocinador, como son la primicia o la personalización de objetos y el poder opinar y aportar ideas sobre el desarrollo.Si el proyecto no alcanza su meta recaudatoria o no se realiza por alguna razón, los recursos se devuelven íntegros a los aportantes.

Las estadísticas son impactantes: en los poco más de cinco años que tiene Kickstarter de existencia ha recaudado más de 1,800 millones de dólares, aportados por nueve millones de personas de diversas nacionalidades y financiando exitosamente 89 mil proyectos.

Con esta dinámica, conocida como Crowfunding, ganan los patrocinadores no sólo por recibir el producto con algún valor agregado, sino por vivir la experiencia del proceso creativo; y ganan los emprendedores, porque logran desfogar sus intelectos y materializar sus sueños sin endeudarse ni desprenderse de una parte de la empresa.

Kickstarter no es la única plataforma de Crowfunding. Se han creado muchas otras, y juntas el año pasado recaudaron más de 3 mil millones de dólares. No cabe duda que cuando con ingenio y habilidad internalizamos y dirigimos las diversas fuerzas del mercado, se pueden conseguir muchas cosas en beneficio de la Humanidad. 


emym@enriquemartinez.org.mx