El reto ahora es no fallar

A Margarita Alfaro Aranguren, por su extraordinaria campaña

 

Después del histórico proceso electoral del domingo pasado, existe una idea clara entre los candidatos ganadores del Partido Movimiento Ciudadano (PMC) de que el verdadero reto comienza ahora.

Ganar es sólo el principio dijo Enrique Alfaro y no le falta razón. Los votantes mandaron un mensaje contundente a sus gobernantes y también a las nuevas administraciones electas: Les damos su confianza, pero no pueden defraudarnos.

Estar a la altura de la gente con gobiernos honestos, transparentes, que fomenten la participación ciudadana, es lo mínimo que se tiene que hacer.  Lo más importante, y en lo que se tiene que estar concentrado ahora los candidatos ganadores de PMC, es en hacer buenos gobiernos contando con los mejores perfiles y los profesionales más capacitados.

Las elecciones del 7 de junio dejaron varias lecciones y se enterraron mitos. Se demostró que el voto duro o corporativista ya no existe. Lo que hubo fue el voto maduro de la población que votó por la esperanza de contar con buenos gobiernos. Se cayó el mito de que Jalisco era del PRI o del PAN. Los jaliscienses demostraron que son capaces de darle la oportunidad a otras expresiones políticas que les ofrecen esperanza de buen gobierno.

Pero sin duda una de las lecciones más importantes que quedan del proceso electoral es que la guerra sucia no gana elecciones. Se demostró que las mentiras y las calumnias no repercuten en una población informada. La población ha dado un ejemplo de conciencia social y responsabilidad cívica.

Otro de los datos relevantes que dejó el proceso electoral, es que Jalisco se consolidó como sede nacional del despertar ciudadano. Movimiento Ciudadano fue un elemento central para que los números de participación ciudadana en Jalisco fueran superiores a la media del país. Algunos datos: El voto nulo en la metrópoli fue de 2.36 por ciento en Guadalajara, en Zapopan de 2.87 por ciento y en Tlajomulco de 2.17 por ciento. El voto nulo a nivel nacional fue del 5 por ciento, casi el doble. Por su parte, el voto nulo en la elección a diputados federales fue del 4.8 por ciento; En Jalisco fue del 3.08 por ciento, dos puntos por debajo de la media nacional. En la elección a diputados federales, a nivel nacional la participación ciudadana fue del 47 por ciento; en Jalisco fue del 50.7 por ciento. Resumiendo, Jalisco vivió una elección histórica.