A unas horas de la llegada de un buen gobierno

A 24 horas del comienzo de las campañas, los jaliscienses estamos contando las horas para la llegada del buen gobierno.

Este proceso electoral, inédito por ser el primero que se lleva a cabo después de la reforma en la materia, será histórico para todos los ciudadanos porque nos jugamos la posibilidad de continuar con lo mismo de siempre, es decir, con los malos gobiernos, con los políticos que han dado la espalda a los ciudadanos, con los corruptos que  han saqueado el país o elegir la opción que representa la esperanza de, por fin, podamos tener buenos gobiernos.

Desde las cúpulas del partido en el poder, se preparan los cañones de la guerra sucia, dispuestos a mentir, desacreditar y ensuciar este proceso electoral. También se escuchan las voces de quienes enarbolan las campañas anulistas del voto que sólo buscan inhibir la participación ciudadana, usando un discurso tramposo y oportunista.

Sin embargo, los verdaderos protagonistas de esta elección no serán los partidos y sus candidatos, sino los ciudadanos y las ciudadanas libres quienes tendrán en sus manos el poder de elegir la opción que les garantice un mejor futuro para ellos, para sus familias, para sus vecinos, para su colonia.

Quienes pretenden comprar las voluntades con regalos del erario, ignoran que la sociedad ha cambiado. Ignoran que la población está cada vez más y mejor informada, que no dejarán que se les pise nuevamente, que tienen dignidad y orgullo.

Personalmente, arranco esta campaña con un gran optimismo y entusiasmo. Porque, aunque la gente ya está harta de los políticos tradicionales que han hundido a Guadalajara y a Jalisco (en sentido figurado y literal), se ha dado cuenta de que existe una opción, la de Movimiento Ciudadano con Enrique Alfaro, que es capaz de devolver a la política la dignidad que ha perdido con representantes que nos avergüenzan.

El pragmatismo electoral tiene el término del “voto duro” para hablar sobre un determinado comportamiento electoral. Pero creo que el 7 de junio, lo que prevalecerá será el “voto maduro”. Allá arriba, en la élite política, en la casta inaccesible, ignoran esta realidad, de la misma manera que han ignorado y traicionado a la gente. Pero el tiempo y los ciudadanos pondrán las cosas en su lugar. Tiempo al tiempo.

 

enriqueibarra252@gmail.com