A un año de la elección

Mañana domingo estaremos a un año de elegir a presidentes municipales, diputados locales y federales. Serán los primeros comicios en la historia de Jalisco que se llevarán a cabo sin el mito de que la gente solo votaba PRI ó PAN, mismo que quedó sepultado por 1 millón 167 mil votos de Alfaro y Movimiento Ciudadano, hace dos años.

A estas alturas como en el Julio César, de Shakespeare en el que el espejo les revelaba a los personajes del drama, lo que eran y lo que no sabían de ellos, los partidos en la entidad ya conocen el fruto de su trabajo, de sus acciones, omisiones, aciertos, desaciertos y su cercanía, o el rechazo de la gente.

El partido en y del gobierno, el PRI, enfrenta escenarios nacionales y locales severos: la difícil situación económica y la inseguridad en el país inciden para que sólo un tercio de los ciudadanos considere que el presidente Peña Nieto lleva por buen camino al país y que la credibilidad en éste disminuyera 8 puntos en los últimos 3 meses. A nivel local todo el mundo sabe de los dos PRI que coexisten; el que decidió las dirigencias municipales y que está cocinando las candidaturas a través del proyecto MAS que encabeza el magistrado, Leonel Sandoval y, el formal y decorativo a cargo de Hugo Contreras.

Por su parte, el PAN atraviesa por la crisis más compleja de su historia; hondas fracturas, éxodo de militantes y cuadros dirigentes. Una descripción acertada de lo que ocurre en ese instituto la hizo hace días Diego Petersen, en el semanario Conciencia Pública, “el PAN es un partido de burócratas sin chamba, y que andan buscando como regresar… tiene una visión muy corta debido al interés de sus miembros por regresar a la burocracia.” El colmo para ellos, cupularmente están confrontados si hacen ó no elección para relevar a Miguel Ángel Monraz en los próximos meses, lo que les llevaría tiempo, energía y más división interna.

Quienes en Movimiento Ciudadano compartimos un proyecto contrastante al PRI y al PAN, privilegiamos en estos dos años nuestra atención a las causas de la gente como el del trasporte público, a procurar ejercer buenos gobiernos y eficaces representaciones en las cámaras y los ayuntamientos. Mediante el entendimiento y el consenso tenemos ya representación en los 125 municipios, y lo más importante seguimos ganando la confianza ciudadana para el 2015.