La agenda ciudadana en los Congresos

En memoria de Lucina Gallo Pérez

 

En unas semanas comenzará el periodo legislativo en San Lázaro, que será histórico para Jalisco porque por primera vez la bancada de un partido, Movimiento Ciudadano (MC), tendrá las señas de un proyecto que fue impulsado en Jalisco. 

La bancada llevará al gobierno federal las causas de la sociedad, con una agenda que privilegiará los temas de participación ciudadana y de transparencia, en un ejercicio legislativo que marcará un contraste con la agenda de los partidos tradicionales.

En los últimos años la bancada ciudadana en el Congreso local, dirigida por Clemente Castañeda, se caracterizó por ser la única que tuvo la voluntad de escuchar a la gente y que ha creído en la fuerza de la ciudadanía.

El liderazgo y la capacidad de Clemente en el Congreso, donde se practicó una oposición responsable y propositiva, se trasladará al Congreso federal con el objetivo de abrir las puertas y escuchar a la sociedad. Una de sus primeras promesas es impulsar la Ley de Participación Ciudadana real, que permita a la población involucrarse en las decisiones que se toman para su comunidad.

En cuanto al Congreso local, Ismael del Toro, quien coordinara a los diputados ciudadanos a partir de noviembre, dará continuidad al buen trabajo de la bancada de MC, haciendo una revisión puntual de las leyes que actualmente existen para actualizarlas, e impulsar normas que fortalezcan la democracia y combatan la corrupción.

Ambas bancadas comenzarán en condiciones diferentes, pero comparten el mismo objetivo. Mientras aquí los diputados de MC serán mayoría, en el federal seremos oposición, aliados con organismos de la sociedad civil y organizada y con actores como El Bronco.

Estoy seguro que Ismael del Toro y Clemente Castañeda, dignificarán el trabajo legislativo y consolidarán una bancada responsable, con propuestas y no serán cómplices de los partidos de siempre.

Posdata: Todavía en diciembre pasado, Lucina fue la anfitriona de la comida navideña de la familia Gallo. El año nuevo la recibió con un cáncer inclemente, devastador y su fallecimiento el sábado anterior. Siempre conservaré la imagen de Lucina Gallo como una mujer inteligente, optimista, solidaria, con una energía vital y contagiante. Su familia y quienes la tratamos la vamos a extrañar mucho y a querer siempre.