Tonalá y sus malos gobiernos

A la memoria de Don Héctor Vielma Valdivia

 Durante la semana, Mural dio a conocer la opinión que tienen los ciudadanos del desempeño de los Alcaldes de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco, los cuatro primeros gobernados por el PRI y el quinto por Movimiento Ciudadano. La citada encuesta arroja dos conclusiones centrales; los comparativos semestrales de aprobación y de desaprobación que los gobernados otorgan a su Presidente.

Llama la atención que en el último semestre los cinco ediles incrementaron el nivel de desaprobación del trabajo que realizan; los más afectados, Jorge Arana de Tonalá y Alfredo Barba de Tlaquepaque, que incrementaron su déficit en 8 puntos; Ramiro Hernández de Guadalajara y Héctor Robles de Zapopan en 7 puntos; y el que menos subió su desaprobación fue Ismael del Toro, con sólo 3 puntos. 

Otra conclusión de esas encuestas, es que el pueblo más sufrido por sus malos gobiernos, no solo el actual, sino, los de los últimos 10 años, es el de Tonalá; Arana en un año pasó de 34% al 54% su nivel de desaprobación, y en la evaluación promedio sale reprobado con 5.5%. Salvo cuando el joven panista de 22 años, Agustín Ordoñez gobernó interinamente el municipio con calificación aprobatoria de 6.3%, Jorge Vizcarra del PAN y Palemón García del PRI fueron muy mal evaluados por los ciudadanos.

La baja calificación de Arana, seguramente se desprende de dos percepciones negativas que irradia a sus paisanos; el 51% cree que Jorge no es honesto y el 58% respondió que él no ha cumplido sus promesas de campaña. De 1995, (año en el que las cifras electorales pueden considerarse creíbles) a la fecha, Tonalá ha tenido 2 gobiernos panistas y 5 priístas; el común denominador de ellos ha sido la ineficacia y varios de ellos están marcados por el latrocinio y el clientelismo electorero. La consecuencia, esa ciudad artesanal es la más rezagada y con más carencia de la zona metropolitana. Sin duda, los tonaltecas merecen tener mejores gobiernos.

Posdata: Hace dos días falleció Don Héctor Vielma Valdivia, cuyos padres, ante la crisis minera de Bolaños migraron con él en brazos a Estados Unidos. Forjado en escuelas y en la Universidad pública, con esfuerzo y creatividad se convirtió en importante emprendedor de las telecomunicaciones, conservando siempre un afable trato humano, del cual fui beneficiario. Mi solidaridad a sus hijos, Héctor, Luis, José y Axel.