Tlajomulco, un buen ejemplo de gobierno

A pesar de los obstáculos y de que existen intereses políticos que intentan desestabilizarlo, Tlajomulco sigue siendo un ejemplo en el Estado de Jalisco.

 El jueves, durante el Informe de Gobierno de Ismael del Toro, demostró que el municipio se sigue consolidando como una administración innovadora en políticas que enfatizan la vinculación entre autoridades y ciudadanos.

 Esto a través de herramientas como la consulta ciudadana, la ratificación de mandato y el presupuesto participativo, entre otros mecanismos que han puesto en el centro de la toma de decisiones a la población.

 El municipio con más ciclovías de Jalisco (31.6 km), el primero con una escuela de ballet gratuita y de calidad, es también el más transparente, el que cuenta con mayores índices de crecimiento en inversión privada en el Estado y con las mejores finanzas según las agencias de calificación crediticia. Además, es el que cuenta con un centro administrativo (el CAT) cuyo esquema de financiamiento de PPS fue el primero en establecerse en el país, el cual ha recibido elogios por parte de asociaciones y de la agencia Fitch Ratings.

 El buen gobierno de Tlajomulco ha sido una piedra en el zapato para el gobierno estatal priísta, el que ha buscado, sin éxito, descarrilarlo a través de declaraciones irresponsables y de un golpeteo incesante por medio del cuarto de guerra.

 Sin ir más lejos, esta misma semana, funcionarios de ese gobierno acusaron al Ayuntamiento por la muerte de las popochas en Cajititlán, olvidando que, al ser un cuerpo de agua federal, todas las instancias de gobierno tienen su parte de responsabilidad.

Estos funcionarios que ahora se muestran como los paladines del medioambiente no han puesto la misma energía para atender otras contingencias que sufre el Estado, tanto o más graves (por ejemplo, la contaminación del Río Santiago), ni se les ve preocupados por el abandono de 135 plantas de tratamiento de agua en el Estado, según la información publicada por este periódico el día de ayer.

 Pese a ello, Tlajomulco, ha demostrado ser un gobierno responsable que ya anunció que invertirá 80 millones de pesos para sanear el 30 por ciento de las aguas que no se procesan. Lo dicho, a pesar de que le meten el pie, sigue siendo un ejemplo para los demás.

 

enriqueibarra52@hotmail.com