Sigue la guerra sucia

El pasado jueves, mientras el gobernador Aristóteles Sandoval declaraba en Puerto Vallarta, “somos un gobierno responsable que siempre está llamando a la cordura, a la conciliación y a que respetemos las instituciones, trabajando por los ciudadanos”, en la cabecera y en varias colonias de Tlajomulco, activistas de Agua Limpia, Vida Sana AC, que encabeza el precandidato priísta a la alcaldía Luis Gómez repartía millares de volantes bajo el título, El agua de Tlajomulco está contaminada con arsénico, y el texto remata diciendo: El gobierno de Tlajomulco no hace nada por tu salud.

Esa irresponsable y falaz afirmación del panfleto de marras en contra del gobierno de Ismael del Toro, apenas tres días después de que Movimiento Ciudadano anunciara la ruptura con el titular del Ejecutivo estatal, reconfirma las acciones de guerra sucia y de prácticas persecutorias concebidas y aplicadas desde el gobierno estatal en contra de sus adversarios políticos.

Es delicado que el gobierno estatal haya caído en la tentación de pensar y cuidar más el triunfo electoral de su partido, el PRI, que en la agenda pública de los jaliscienses, y resulta muy grave que desde los niveles más altos del poder público se pretenda desestabilizar a otro gobierno que también fue elegido por los ciudadanos, como es el de Tlajomulco.

Es lamentable que el gobierno en su afán de dinamitar proyectos políticos diferentes al suyo, esté empleando gran cantidad de dinero y recursos públicos en sus acciones de guerra sucia, mostrando un rostro y una conducta facciosa y autoritaria, pensando solo en favorecer y beneficiar a su partido político. Con ello, están traicionando la confianza de la gente, enrareciendo el clima político y poniendo en riesgo el proceso electoral, que está por iniciar.

Posdata: el pasado miércoles falleció la señora Tere Fierro. Tapatía por adopción, con su natural inteligencia, preparación y su vasto don de gentes, fue siempre un soporte vital en el dilatado y exitoso quehacer político de quien fue su esposo, Arnulfo Villaseñor Saavedra. Mis sinceras condolencias a Mayte y a sus hijas Mariana y Mayte.