El G10, un bloque positivo

Al Lic. Guillermo Cosío, deseándole una pronta recuperación.

 

El tema de las coaliciones y bloques parlamentarios es reciente en nuestro país. Se instauro en 1997, en la Cámara de Diputados, cuando el PRI fue minoría por primera vez desde su creación en 1929, con 239 integrantes, ante 261 legisladores del PRD (125) PAN (121) PV (8) y PT (7). En torno a Porfirio Muñoz Ledo se conformo el G4, que significó un parteaguas en la vida parlamentaria de México con logros históricos.

El G4, logró que el informe presidencial fuera como lo establecía el reglamento, a las 5 de la tarde, no en la mañana como se hacia por razones televisivas, y que fuera contestado por un opositor  y no por un priista como fue durante 70 años. Lo más relevante, el órgano de gobierno de la Cámara, la Gran Comisión, controlado hegemónicamente por priistas, en todo ese tiempo, se sustituyó por la Junta de Coordinación Política, integrada por los coordinadores de todos los grupos parlamentarios.

Ello viene a cuento porque el pasado martes se presento formalmente aquí el grupo de diez diputados que decidieron integrar una alianza para impulsar una agenda legislativa para el 2014. Lo conforman además de los cinco diputados de Movimiento Ciudadano,
cuatro del PAN, y un independiente.

El nacimiento de ese bloque parlamentario, en el que trabajó con inteligencia y paciencia Clemente Castañeda, constituye un hecho positivo para nuestra vida pública. Cohesiona, articula y fortalece visiones y posiciones de expresiones opositoras de diversas siglas partidarias en temas pendientes como fiscalización, deuda publica, austeridad y ahorro, coordinación metropolitana, participación ciudadana, entre otros.

La conformación del G10, no solo cambia la correlación de fuerzas al interior del Congreso, al desplazar al grupo parlamentario de Acción Nacional al tercer lugar en numero de votos obliga al PRI a reedireccionar sus ejercicios de negociación para las votaciones relevantes, las de mayoría calificada y reivindica el papel de una real oposición para materializar una verdadera agenda legislativa en favor de la gente. Seguramente el G10 seguirá dando de que hablar, será positivo para nuestra vida publica.

Posdata: el jueves, el Lic. Guillermo Cosío, fue intervenido quirúrgicamente. Mis más sinceros deseos para él, de un retorno pronto al quehacer que tanto le apasiona: la política.