Historias con zapatos

¿Para recreación o entretenimiento?

Con una denominación kilométrica, la “Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART) realizó una petición a la COFEPRIS con la finalidad de otorgar a sus miembros un permiso para uso de la mariguana con fines “recreativos”, en la modalidad de siembra, cultivo, cosecha, preparación, posesión, transporte y finalmente autoconsumo.

Es importante señalar, que de origen, la petición se encuentra mal formulada, pues el término “recreación” se define como la incorporación de algo que es benéfico para el ser humano y la mariguana no cumple con este propósito por ser una sustancia tóxica, enajenante e inhibidora de los estímulos perceptuales de la persona que la consume. Este término, junto con su atribución como uso “medicinal”, es empleado reiteradamente por aquellos que se encuentran a favor de su despenalización. Y más aún, argumentan que la mariguana no lleva a la muerte al consumidor.

La SMART inició un juicio de amparo ante la negativa de la COFEPRIS el cual ha sido rechazado en las dos primeras instancias legales, lo que motivó al ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Arturo Zaldívar presentar a la primera sala de dicha institución, un proyecto de resolución. Pero el proyecto sería más favorable en su aprobación si se modificara el término de “recreación” por el de “entretenimiento” y de esta manera confirmar la aseveración que el proyecto señala sobre el consumo de la mariguana, el cual “pertenece al estricto ámbito de la autonomía individual, protegido por el derecho al libre desarrollo de la personalidad de decidir responsablemente si desea experimentar los efectos de esa sustancia a pesar de los daños que esta actividad puede generarle a una persona”, afirma.

No obstante a que pueda cancelarse el proyecto del ministro Zaldívar, si es indispensable revisar los artículos de la Ley General de Salud relacionados con los estupefacientes, los cuales se contradicen entre sí. Por una parte, el artículo 236 menciona que “para el comercio o tráfico de estupefacientes (incluida la mariguana) en el interior del territorio nacional, la Secretaría de Salud fijará los requisitos que deberán satisfacerse y expedirá permisos especiales de adquisición y traspaso de los mismos”, con lo que tácitamente pueden legalizarse todas las acciones relacionadas con la mariguana de atenderse el indicado procedimiento; sin embargo en el artículo 237 diceque “queda prohibido en el territorio nacional todo acto de los mencionados en el artículo 235”, en relación con el suministro, empleo, uso, consumo de los estupefacientes, mismos procedimientos que “quedan sujetos a las disposiciones de esta ley”, en relación a la Ley General de Salud.

 

La administración anterior del Municipio de Colón, Querétaro;

incluyó en la nómina de pagos al personal

el nombre de una persona ya fallecida.

Ahora con Ofrenda festejará

El primero y dos de Noviembre

Quien entre los muertos se entiende

Pues de su peculio pagará

Todo este gran argüende.