Historias con zapatos

Fuera de lugar

Tres hechos relacionados con los festejos patrios han sido contrastantes a mi parecer y pueden causar  una polémica social. El primero ocurrió en la plancha de zócalo de la capital de la República, donde elementos de la Gendarmería Nacional de Seguridad, para evitar que los niños fueran utilizados por los adultos para pasar ocultos, artículos de pirotecnia o bebidas embriagantes, fueron revisados “por órdenes superiores” ante la indignación popular. Por lo cual, el señor Juan Martín Pérez, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México, declaró que el cateo de los niños “implica una violación a sus derechos, por lo que debe iniciarse una investigación”, pues es “evidente que las autoridades federales desconocen el enfoque de derechos de la infancia”, afirmó.

En efecto, es realmente indignante y motivo de una severa llamada de atención el por qué, los mandos superiores no dieron  instrucciones para que en presencia de la citada Gendarmería, fueran mejor los padres o responsables de los menores, los que catearan a los infantes. 

Otro de los hechos por los cuales  obliga a la indignación,  es  la actuación de la ofensiva cantante Miley Cyrus quien ante 14 mil asistentes a su espectáculo celebrado en la Arena de Monterrey, Nuevo León; además de aventar objetos de utilería al público, escupió el agua que tomaba durante su presentación musical, con la sorpresa de que dicho público, antes de molestarse por la grosería, gritó emocionado ante tal gesto.

Miley Cyrus, ahondando en lastimar con sus agravios, se puso unos falsos glúteos y bailó el “Twerking”, haciendo burla a la pose de la cantante Nick Minaj. Todo hubiera quedado en lo anterior de no ser golpeada en ellos con dos banderas mexicanas.  

Pero quien cierra bárbaramente con broce de oro estos controvertidos acontecimientos, es ni más ni menos que María Bárbara Botello Santibañez, Presidenta Municipal de León, quien según un diario de circulación local declaró que “la valentía con la que su equipo de trabajo ha enfrentado y superado los retos de su administración en León, son comparables a los (que realizaron) los héroes de la Independencia de México”, dijo. ¿Será posible tanta belleza? Si acaso dichos funcionarios sólo tendrán el sentido de la responsabilidad encomendada, pero no el patriótico que tuvieron Morelos, Guerrero, Bravo, y todos aquellos que participaron en la gesta y arriesgaron bienes, familia y vida por una causa.