Historias con zapatos

¿Quién los entiende?

Por una parte, la Dirección de Educación Municipal acaba de dejar acéfala la Coordinación de Bibliotecas Municipales y recortará una parte importante de su personal adscrito, dejando al aire  proyectos,  programas y la supervisión de las actividades que ahora solamente realizará solo una persona encargada de la biblioteca: Esto es, entre otras cosas: la atención a los usuarios, mantenimiento del inmueble en todos los órdenes, acomodo y catalogación de los materiales bibliográficos y la promoción para ladonación de nuevos libros con la finalidad de enriquecer un acervo, que en cierta medida, ya se encuentra obsoleto.

Y por la otra, la Presidencia Municipal a través del Instituto Cultural de León, promueve de manera importante la realización de una Feria Nacional de Libro, la cual se espera su instalación en este mes en curso, donde  pretende la institución motivar el incremento del número de lectores a nivel poblacional, interesados en conservar los libros adquiridos y mantener su lectura en  beneficio de una formación cultural.

Las bibliotecas públicas municipales, entre otros servicios, brindan el de hacer posible que los estudiantes a todos los niveles de enseñanza, tengan un espacio para realizar tareas escolares y contar, para su consulta, con un material bibliográfico del que carecen en sus domicilios, lugar donde es difícil hacer trabajos escolares tanto individuales como de grupo.

Para lograr un auténtico fomento al uso del libro, la Dirección de Educación Municipal deberá corregir la citada anomalía y más aún, realizar una labor de supervisión de las condiciones operativas de las bibliotecas públicas para mejorarlas, e incrementar la existencia de las mismas en un municipio, que dado su índice poblacional, se encuentra rezagado en la prestación de este servicio. Ante la llamada Reforma Educativa a nivel nacional, es urgente convalidar el esfuerzo que se está haciendo para superar el déficit  en el aprendizaje del alumnado y la impartición del mismo, con mentores mejor capacitados y centros bibliográficos en óptimas condiciones.