Historias con zapatos

¡VIVIR PARA VER!

Hilario Ramírez Villanueva, edil de San Blas, Nayarit; el ya famoso “Layín” quien al referirse a su periodo anterior al frente de la alcaldía declaró que “robó poquito” del erario público, y que también, en el  baile de una fiesta donde celebraba su cumpleaños  le levantó la falda a la persona que lo acompañaba, ahora tiene como última gracia el haber forzado a una joven para que lo besara durante la celebración de la Feria Nacional de Santiago Ixcuintla. 

 

Al parecer no tendrán fin

Las aventuras de Layín

Pues van del asombro al estupor

Porque ahora quiere ser gobernador

Para “robar otro poquitín”.

 

Los políticos que mueven la baraja

Le dan una alta ventaja

Para gobernar con suficiencia

Y Dios nos libre, ¡si en un tris!

Salta a la Presidencia

De este sufrido país.

 

Y miren nada más la puntada con la que nos sale el diputado veracruzano Renato Tronco Jiménez, quien busca un doble para que “le alivie de la carga de trabajo diaria”, cuando por ausentismo batió el record  en las sesiones del Congreso Local.

Para conseguirlo Tronco Jiménez ha convocado a un concurso nacional, para tener no sólo uno, ¡sino dos o cinco dobles!, los que sean necesarios, con el ofrecimiento de pagarle al elegido cuarenta mil pesos mensuales.

 

Busca doble Renato

Para adiestrarlo en buen trato

¿Y si le resultara un gandul

Qué hará el señor Tronco

Cuando el sosias se ponga bronco

Y hasta le arrebate su curul? 

 

En esto se confirma que las mujeres son “de armas tomar”, pues la candidata a la alcaldía municipal de Chilpancingo por el Partido de los Pobres, Yamilet Payán Sánchez, declaró en campaña que se debe legislar para que los políticos que roben los recursos públicos ¡sean fusilados!, reiterando su afirmación al decir: “…por eso podemos dar esa propuesta, de que los fusilen, ¡que los fusilen por rateros!

 

Quiere despoblar al país

Y coloca severamente en la pared

La furibunda Yamilet

A toda una casta en su desliz.

 

Lo malo que cuando termine todo esto

Quién o Quiénes fusilará al resto

Si todos muertos estarán

Tal vez la señora Payán

Al ganar la batalla

Arroje un poco de metralla

Y se solace con Satán.