Historias con zapatos

Tarea urgente

Desde su inicio y actualmente los poderes centrales, estatales y municipales que gobiernan nuestro país, no han entendido ni aceptado que la base para ejercer su mandato de la mejor manera posible, es atender ante todo, el problema de la seguridad, que no sólo es combatir el delito que se ha presentado  de manera brutal y en dimensiones nunca vistas.

Dar seguridad al pueblo de México, es encausar toda las capacidades y posibilidades gubernamentales desde lo municipal, para resolver una situación crítica que ha sido rebasada en el ejercicio del poder.

 Los municipios trabajan en condiciones lamentables, en primer término por la gran deuda económica adquirida, provocada por carencias presupuestales, por el recorte de los recursos financieros que hacen los gobiernos federales y estatales, el descontrol y el abuso en el uso de los recursos que en algunas ocasiones han parado en manos de los funcionarios corruptos.  Por causa de la citada deuda, la población se ha quedado, a veces, sin contar con los servicios más elementales.

 Atender la salud, la educación, la vida económica y social de nuestros municipios, es una tarea urgente porque ellos son  el soporte donde descansa toda la estructura social.

Por otra parte, en los actos donde la población ha manifestado su enojo, descontento y necesidad de atención, han surgido algunos grupos llamados erróneamente “anarquistas” y que en verdad son solamente personas violentas y agresivas, carentes del más elemental de los propósitos.

El auténtico “anarquismo” por sus postulados, es un ideal inalcanzable para las personas. En él se pide que el hombre gobierne y se gobierne en sociedad, en un grado de civilización casi perfecta, sin la necesidad de  autoridades en todos los sentidos o leyes que le indiquen cómo debe conducir su vida.