Historias con zapatos

Propuestas

Al parecer en el Ayuntamiento municipal las propuestas se votan y aprueban  sin que se tenga un conocimiento previo y se consideren las consecuencias del impacto económico y social que éstas puedan tener. Si bien la propuesta sobre la prohibición del acceso a las corridas de toros y a las peleas de gallos para los menores de 14 años de edad  está fuera de toda discusión, no así la prohibición de la estancia en nuestra ciudad de los Circos con animales.

Si partimos de un supuesto favorable para las empresas circenses que uno de sus atractivos importantes es mostrar los logros en el adiestramiento de los animales, podemos creer que se tiene una atención y cuidado en  su crianza y domesticación, por consiguiente el grado de calidad de vida de  los mismos no contraviene alguna medida para sancionar o impedir su presencia en el espectáculo.

Es inconcebible pensar que de no existir un buen trato para los animales, éstos se encuentren aptos para su adiestramiento. Para toda respuesta positiva hay un buen estímulo: ¡Elemental mi querido Pavlov!

Es deseable dar una oportunidad a los circos con animales para su presencia en la ciudad mediante la toma de medidas preventivas,  como pueden ser la intervención de los veterinarios del Parque Zoológico de León, quienes determinarían si la empresa circense cumple o no con una normatividad que se establezca.     

Además de disminuir la cantidad de atractivos sociales para la población, no sólo a las personas dedicadas a mostrar los resultados del adiestramiento animal, sino también a todo el personal circense  se les quita la oportunidad de tener una fuente de ingresos al no permitir a la empresa su estancia en León.

Y  bien si se trata de una medida estricta a favor del cuidado,  atención respeto para los animales, será necesario cerrar el Parque Zoológico que tiene cautivos y en exhibición a parte de las especies en su acervo.