Historias con zapatos

Prevención y unión

“El buen guardián por su casa empieza”, ésta frase se puede aplicar a todos aquellos que vivimos en León, como uno de los primeros recursos para cuidar nuestra vida y patrimonio con la finalidad de evitar  el robo y la violencia en las casas que habitamos, ante su incremento del 72% durante el primer semestre de año.

Suprimo la palabra “juez” porque el juicio sobre el asunto es posterior al hecho de que tanto las autoridades como la mayoría de las personas, en cierta medida, no contamos con una acción que nos lleve a revisar y poner en práctica medidas de seguridad elementales para proteger nuestros domicilios, mismas que solemos hacer muchas veces, después de haber ocurrido un lamentable accidente  en nuestro entorno.

Es preocupante que ocurran en la ciudad cinco robos a vivienda por día y tener poco cuidado en reforzar la seguridad en todos los posibles accesos a nuestra casa y ya contar  con  materiales y    tecnología aún de los  más sofisticados para nuestra protección.

Es aconsejable que no abramos la puerta de la casa a nadie sin cita previa, porque todos aquellos, ajenos a nuestra familia y amistades, sólo llaman para pedirnos o vendernos algo, y jamás se encuentran interesados en nuestro bienestar. A los distribuidores de servicios para el hogar también hay que solicitarles una llamada telefónica previa para poder permitirles el acceso a la vivienda.

En algunas colonias de León ya existen comités de residentes que cuentan con medidas de protección mutuas. La unión y la solidaridad de todos los que vivimos en esta ciudad es necesaria y urgente, y será un factor determinante para vivir mejor y en paz.

Por otra parte, qué más atributos queremos ponerle para afirmar que Dalia Santana Pineda, alcaldesa de Huetamo, Michoacán; pasará a la historia política como la peor ciudadana mexicana: Asesina, extorsionadora y cómplice de la mafia.