Historias con zapatos

Poderoso caballero…

No es ni será  con la recaptura de Joaquín Guzmán Loera, ni con el castigo a los posibles funcionarios cómplices de su fuga y todo el aparato de vigilancia e investigación montado posterior al hecho, más propio de un espectáculo mediático llevado con minuciosidad hasta el absurdo,como es el caso de un gorrión encontrado en el basurero de la celda del “Chapo”, posterior a su huida, que ahora se encuentra sujeto en la Coordinación de Servicios Periciales de la PGR en el Distrito Federal como parte de las evidencias levantadas en la celda del ahora prófugo de la justicia, como se ayude a resolver la situación del narcotráfico.

Ahora es “el Chapo” Guzmán, mañana será “el Grandote” Rodríguez y otros más que surjan en el ámbito nacional y el estado mexicano sea proclive a satanizar a los narcotraficantes a la manera de la demonología medieval, que elaboró teorías muy aventuradas, pues no solo contó el número de demonios existentes, sino que también definió sus cualidades específicas. Según los teólogos y tratadistas de aquel entonces, existían 72 diablos príncipes y 7 mil 927 diablos súbditos repartidos en 111 legiones.

El “hueso duro de roer” será entonces debilitar las finanzas de los narcotraficantes producto del comercio de los estupefacientes, como una de las partes medulares para atender a la solución del asunto. No obstante que el sistema financiero lo vea como una intromisión en la vida privada de sus integrantes, y el aparato estatal de inteligencia financiera juegue a las “venciditas” esperando a que alguien “caiga”, sino tomando medidas drásticas en la supervisión, control y sanción a los usuarios del sistema financiero que se sirvan de él para lograr manejar a su antojo el producto de una riqueza indebida.

 

Al horror de la “fuga del siglo” con el humor

Del “Chapo” Guzmán

Ahora ya sabrán

Que no gusta de llevar caparazón

Similar a la tortuga

Y argumenta su razón

Que en libertad ama la música

Y de todo corazón

Cuando se interpreta la “Tocata y Fuga”

 

Al Penal del Altiplano

Solo le faltó el aeroplano

Como parte del escape

Pues todo arreglado estaba

Salida, transporte y sarape.

 

Si el “Chapo” seguirá teniendo esos gestos

De salir sin avisar

Al menos hay que considerar

Que ya pague sus impuestos.