Historias con zapatos

Plaza de gallos

No obstante al vendaval de críticas y reclamos que ha recibido por su actuación como alcaldesa Bárbara Botello Santibañez, ella ocupará un sitio digno en la memoria  cultural de nuestra ciudad por sus acciones a favor del  rescate de lo que aún sobrevive de los bienes inmuebles patrimoniales del centro histórico de nuestra ciudad.

Seis acciones llevarán el sello de la promoción emprendida por Bárbara Botello: la remodelación de algunas calles del citado centro histórico, la conclusión en la restauración del inmueble de la casa donde viviera don Luis Long, los avances en la remodelación del inmueble de la ex cárcel municipal y del inmueble del Museo de la Ciudad de León, y sobre todo, la adquisición y la actual rehabilitación de la llamada  “Plaza de Gallos”.

Ésta última ha sido un importante acierto, dado que por el estado de destrucción en el que se encontraba la finca de la “Plaza de Gallos”, su espacio se pronosticaba como un terreno para ser ocupado como estacionamiento vehicular, de la misma manera a la cual  han sido destinados, desafortunadamente,  tantos inmuebles del centro histórico, unos más importantes que otros, pero todos han corrido con la misma suerte.

Es posible que  la  rehabilitación y adecuación del citado inmueble y su probable promoción como recinto para las manifestaciones artísticas, tenga un alto costo y esto sea motivo de críticas y oposiciones a su rescate y uso, pero si los diversos niveles de gobierno junto con la iniciativa privada comparten el costo que  la realización que la obra significa, su financiamiento será menos oneroso para el municipio.

Creo que es suficiente el recordar que inmuebles como el citado, no se volverán a edificar y cuando se pierden, queda un vacío en la historia de nuestra ciudad difícil de llenar.